El cielo de medianoche de Lily Brooks-Dalton

jueves, 3 de diciembre de 2020

Hay libros que te entran por la mirada y ya no te dejan escapar. ¿Os ha pasado alguna vez? Esos amores a primera vista que mejoran aún más cuando descubres que el interior es igual de maravilloso. Pues se podría decir que la historia de amor que os quiero contar hoy es similar. Y no, no hablo del amor entre yo y este libro, que también existe, sino del amor que transmiten sus páginas hacia el mundo y la vida. Una esperanza que te deja el corazón calentito, aunque lo que haya alrededor sea oscuridad. Hoy vuelvo al blog para hablaros de El cielo de medianoche de Lily Brooks-Dalton.

La novela nos presenta un futuro en el que el mundo se ha acabado, no sabemos como. Y en esa situación desoladora conocemos a dos personajes, con capítulos alternos. Por un lado, tenemos a Augie, un astrónomo que se ha quedado incomunicado en el Ártico. Por otro lado, Sully está en una nave espacial, volviendo a casa de un viaje a Júpiter. Ambos tienen una cosa en común: se han quedado varados en el absoluto silencio radiofónico.

Lily Brooks-Dalton escribe una novela sencilla con una premisa que, de entrada, no parece demasiado original. El mundo se acaba y lo vemos desde el punto de vista de dos personajes que se quedan atrás. Sin embargo, la magia de la autora brilla sobre todo en la caracterización de estos personajes. Esta es una novela que los deja hablar, que los muestra tal y como son: con sus defectos, sus virtudes, sus errores. Al viajar al pasado con ellos, al ver el presente desde sus ojos, podemos conocerlos muy a fondo. La autora ha pretendido enseñarnos la evolución, como estas dos personas que eran ajenas al cariño humano van acercándose, poco a poco, a este. Me ha gustado sobre todo el personaje de Sully, su diatriba como madre y astronauta, sus dudas y sus momentos brillantes. Pero también me parece interesante el personaje de Augie, justamente porque, al principio, no conectaba nada con él. La autora parece querer mostrar que hasta los personajes más odiosos pueden contener océanos de luz en su interior. 

Una de las cosas que más me gusta del libro es esa sensación de esperanza que transmite, esa idea de que, por mucho que todo acabe, se puede volver a empezar. Igual que otros libros hopepunk (aunque no sé si este podría clasificarse en ese género), me gusta la idea de que, incluso en los escenarios más terroríficos, la esperanza puede prevalecer. En El cielo de medianoche, sin duda se ve la esperanza como bandera, pero es una personal, cercana, individual. Una que nos habla de nosotros, como personas, y no como la humanidad al completo.

Una de las características de la novela, que no un problema, es la ausencia de ambientación. No sabemos qué ha provocado ese cataclismo (aunque se habla de "rumores de guerra") ni en qué condiciones se ha quedado la Tierra. A la autora no parece importarle el porqué ni el cómo, sino una de sus consecuencias: la soledad. Y eso no solo lo transmite con los personajes, sino también con los paisajes que muestra. La autora dedica muchísimas palabras a transportar a sus personajes a los páramos nevados del Ártico y a los infinitos vacíos del espacio y consigue con creces que el lector se traslade con ellos. Nos muestra sus lugares más fríos y duros, su cara más oscura, pero también la belleza que se esconde tras esa negrura. Un momento que me fascina es cuando la primavera llega al Ártico y el paisaje se transforma. 

Otra cosa que quiero destacar es el estilo delicado de Brooks-Dalton. Tiene imágenes muy potentes, pero me ha gustado sobre todo a la hora de construir poco a poco los personajes, a través de diálogos y recuerdos del pasado. Sin embargo, y como uno de los fallos que le he encontrado a la novela, a veces se precipita demasiado en algunos acontecimientos y eso hace que pierdan la potencia que podrían haber tenido. Hay escenas que me habría gustado saborear con más calma.

En conclusión, El cielo de medianoche es un libro bien escrito, preciosista y esperanzador que nos muestra como, en una situación extrema, la humanidad, la familia, los lazos que hacemos con los demás tienen más peso que nunca. Un libro que se centra en los personajes y en como estos aprenden a sobrevivir estos sucesos, pero no pisándose unos a otros, sino colaborando, ayudándose, uniéndose. Un libro ideal para los momentos que corren, en los que la luz parece escasa. No lo es. Lily Brooks-Dalton  y Blackie Books, la editorial que publica este libro en español, son conscientes de ello. 

Otras reseñas:
Anika entre libros
Sueños entre libros

3 comentarios :

  1. ¡Hola! Paula lo leyó también durante noviembre y le gustó bastante, así que no me extraña ver que tu opinión de la novela también ha sido positiva. Reconozco que en mi caso la premisa no termina de convencerme, aunque sí que tengo ganas de ver la adaptación de Netflix a ver si me convence para darle una oportunidad.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La adaptación tiene muy buena pinta también, la verdad. Es una novela pausada, así que tienen que gustarte de ese estilo, pero yo la recomiendo bastante :)

      Un abrazo,
      Isa.

      Eliminar
  2. Pues me gustaría leerlo, tiene muy buena pinta y creo que podría ser una lectura interesante =)

    Besotes

    ResponderEliminar