Herederos del tiempo de Adrian Tchaikovsky

lunes, 11 de noviembre de 2019


Después de leer Spiderlight, un libro que me gustó pero tampoco me entusiasmó, tenía ganas de descubrir la faceta más ciencia ficcionera de Adrian Tchaikovsky. Aunque es un autor muy prolífico, Tchaikovsky se ha centrado más en libros de fantasía que en historias de ciencia ficción, así que no sabía cómo enfocaría este libro. Y ya os puedo adelantar que lo hace bien. Muy bien. Hoy reseño Herederos del tiempo de Adrian Tchaikovsky.

Herederos del tiempo divide su trama en dos historias separadas y, a la vez, relacionadas. Por un lado, tenemos el último rescoldo de la humanidad en una nave generacional, buscando un lugar al que llegar. Por otro lado, una sociedad de arañas que, gracias a un virus programado por los humanos del pasado, han evolucionado como especie inteligente. Estas dos historias irán relacionándose, rozándose sin llegar a tocar, pero hablando de temas similares.

Es interesante como Tchaikovsky mezcla las dos tramas de una manera magistral. Haciendo que cada parte sea protagonizada por una parte o la otra, permite que la historia de las dos avance sin interrupciones y sin que el lector sienta colgando del cliffhanger. Además, este formato le permite al autor hacer que el tiempo pase con más brío, lo que permite que sea más plausible científicamente. Y es que esta novela está muy bien tratada en cuanto a la ciencia. La evolución de las arañas en una sociedad y la forma en la que van descubriendo y avanzando sus conocimientos es fascinante y todo dentro de un marco de posibilidades plausibles. La biología está muy presente y Tchaikovsky nunca la pierde de vista. Y aunque no soy una especialista en artrópodos, para mi pasa el examen. De hecho, esta parte es quizá la más fascinante de la historia y la que acaba teniendo más peso, no en cuanto a trama, sino en cuanto a interés del lector.

Eso no significa que la trama de los humanos sea aburrida. Aunque el autor tiene que meter bastantes conflictos (y alguno parece metido con calzador para poder rellenar páginas), la evolución de los personajes principales y de la sociedad que se crea dentro de esta nave generacional también es interesante. Es verdad que esta trama es menos original y al final puede resultar repetitiva, pero creo que Tchaikosvky consigue mantener el interés en la mayoría del libro.

Al final, y aunque no lo parezca, Herederos del tiempo es una novela muy equilibrada. Con una estructura excelente, Tchaikovsky sabe lo que hace y lo hace bien. Las dos historias fluyen con naturalidad, las dos presentan conflictos interesantes y las dos son el marco para el tema principal de la novela: el choque de dos inteligencias diferentes, de dos formas diferentes de ver la vida (¿o podríamos decir tres?) y de sus perspectivas.

En conclusión, este es un libro de ciencia ficción fascinante. El sentido de la maravilla en la sociedad arácnida, y las ideas del autor que se van destilando en el texto, el mensaje que quiere transmitir y ese final tan adecuado… aunque la novela tiene puntos más flojos, el conjunto es extraordinario y la sensación que se queda al acabar (al menos en mi caso) es de satisfacción, de haber leído un libro bien hecho. La edición en castellano de Alamut, traducida por Luis G. Pardo, es también excelente. En definitiva, uno de esos libros que debería estar en la estantería de todo fan de la ciencia ficción.

Otras reseñas:

Binti: La mascarada nocturna de Nnedi Okorafor

martes, 5 de noviembre de 2019



Mi relación con la saga que hoy reseño es un tanto especial. Leer los tres libros de Binti de Nnedi Okorafor, ha sido como una montaña rusa extraña, que subía a veces muy alto y bajaba muy bajo en otras ocasiones. El primer libro de la saga que leí me dejó más bien fría y si os acordáis de la reseña, le encontré bastantes problemas. Sin embargo, al leer el segundo, muchos de esos problemas se arreglaban. Y llegamos al tercer libro. A Binti: La mascarda nocturna.

Después de su visita a los enyi zinariya, Binti debe volver a su casa rápidamente para salvar a su familia y a Okwu de la visión que ha tenido. La acompaña Mwinyi, un armonizador como ella que forma parte de esa tribu y que la ayudará a entenderse a sí misma y los cambios que está sufriendo. Mientras, lejos de su alcance, el viejo conflicto se reabre una vez más, ardiendo y amenazando, a su vez, lo más querido para Binti.

Me parece muy representativo que esta sea la tercera parte de Binti, pues coge elementos que se han visto en las dos últimas entregas y los aúna en un libro muy completo. El ritmo es, quizá, lo que más oscila en esta tercera entrega: empieza de forma lenta, con una Binti muy introspectiva, analizando los cambios que está sufriendo y la imagen que le espera en casa. Estas primeras páginas hacen que cueste un poco entrar otra vez en onda con Binti, pero una vez el lector conecta con sus sentimientos, la autora consigue llevarte en una montaña rusa emocional muy bien conseguida. Y hasta la mitad del libro, esta montaña mantiene al lector enganchado a la novela, sufriendo por los personajes y sus emociones.

Nnedi Okorafor ha tenido tres entregas para hacernos empatizar con los personajes y lo consigue. Estos están muy bien construidos y el lector puede entender perfectamente a Binti o Okwu, o hasta Mwinyi, aunque sea un personaje más reciente. De hecho, es este último con el que más he empatizado. Esto hace que la novela sea una historia character driven, es decir, que los personajes son los que tienen el peso de la trama. Y si se hubiera mantenido así, habría sido una trilogía redonda.

Sin embargo, el problema que ha tenido toda la trilogía y que Okorafor vuelve a repetir en esta entrega, son los deus ex machina. Quizá mi preferido es el dos justamente porque Okorafor esquiva este recurso, pero tanto en el primer libro como en este tercero, abusa demasiado de ellos. Hace, a mi parecer, trampas con la entrega emocional del lector. Otra consecuencia de esos deus ex machina es que el personaje principal acaba siendo tan exageradamente poderoso que pierde un poco el aspecto cotidiano que, creo, Okorafor quiere transmitir.

Sigo creyendo que esta trilogía habría funcionado mejor como una novela larga dividida en tres partes. Me da la sensación de que algunos temas podrían haberse expandido más (como todo el inicio de la primera novela, a la que Binti recurre después constantemente) y algunos podrían haberse resuelto mejor. Aún así, esta es una trilogía con ideas espectaculares, con muchísimo potencial y que, pese a sus fallos, he acabado disfrutando muchísimo.

La edición de Crononauta sigue en la misma línea que las anteriores, con una portada preciosa y un texto muy trabajado (traducido por Carla Bataller). Binti: La mascarada nocturna es un viaje de emociones que conecta con el lector de inmediato. Pese a sus problemas, es un final perfecto para la trilogía, centrado en el personaje y en sus vivencias más que en el conflicto que acompaña el trasfondo de los tres libros. Al final, los libros hablan de Binti y su historia, sus vivencias y su experiencia. De su búsqueda de identidad, de su reencuentro con sus raíces, de buscar en el futuro aquello que te hace feliz más que aquello que debes hacer. Por todo esto, Binti: la mascarada nocturna me ha parecido el broche final perfecto para la trilogía. 

Otras reseñas:

Escritoras de horror: Cinco novelas terroríficas

jueves, 31 de octubre de 2019


Octubre es uno de mis meses preferidos del año. Empieza a aparecer el frío, la vida se aleja del verano y hay muchísimos eventos en los que participar. Halloween (o la Castanyada, si como yo, sois catalanes), el #LeoAutorasOct, el Salón del manga… Y como si quisiera aunar todo esto, me he dado cuenta que, en los últimos años, en octubre tengo tendencia a leer terror escrito por mujeres. Hace dos años escribí esta entrada sobre escritoras de terror y el año pasado recomendé, junto con Alexander Páez, diez relatos escritos por mujeres. Así que para seguir esta tradición, hoy quiero recomendaros cinco novelas de terror escritas por mujeres que, creo, os pueden encantar si os gusta el género.

Siempre hemos vivido en el castillo de Shirley Jackson

No me canso de recomendar esta novela y es que Shirley Jackson es un must cuando hablas de escritoras de terror. Con un tono casi familiar y cercano y una sensación de extrañeza que rodea toda la casa de los Blackwood, Jackson nos adentra en la historia de Merricat y su hermana. Y lo que al principio nos parece una verdad casi intocable acaba deformándose en una realidad diferente, sorprendente. Esta familiridad juega en nuestra contra, pues Jackson usa elementos que siempre hemos visto y los transgiversa a su antojo, convirtiendo la princesa en villano, el dragón en víctima. A esto hemos de añadir una caracterización de personajes casi perfecta y una lírica preciosísima que caracteriza los libros de Jackson. Un canto a la soledad y a la extrañeza que, sin duda, todo el mundo debería leer en algún momento de su vida. 

El vivo de Anna Starobinets

Adoro a Anna Starobinets por sus narrativas enfermizas, reflejo de una sociedad demasiado parecida a la nuestra. El terror de esta autora rusa toca cerca de casa y aunque sea, como en este caso, tan lejano como solo la ciencia ficción puede ser, los elementos que la rodean nos tocan de cerca. En este caso, Starobinets escribe una distopía con una familiraridad terrorífica. Como en todas sus historias, parte de una realidad cotidiana en la que casi podemos vernos reflejados y adentra al lector, poco a poco, en un ambiente perturbador del que no puede salir. El horror de esta novela es sutil y, en parte, trabajo del lector y no solo de la autora. Pero al leer El vivo y la sociedad que describe, es inevitable recordar nuestra propia realidad y ver como Starobinets la ha deformado lo justo para que sea ficción, pero no del todo. Ella nos habla directamente a nosotros y es imposible apartar la mirada. Sin duda, una autora (y una obra) a tener en cuenta.

Cero de Kathe Koja

Siempre que hablo de este libro lo describo como un viaje al infierno de ida, pero sin el billete de vuelta. Creo que es la mejor definición para entender la obra de Koja, pues la capacidad que tiene la autora de meterte en la mente perturbada del personaje principal y en darte a conocer la espiral de pensamientos en la que está metido es fascinante. De una fascinación que no te deja ir, pues al igual que el agujero negro que protagoniza esta novela, las páginas de la historia se suceden de una forma casi natural. El lector solo puede ser espectador de la realidad que se desarrolla ante sus ojos y que, poco a poco, se adentra en las profundidades más oscuras y terroríficas de la psique humana. Aquí reside el verdadero terror, pues aunque claramente la premisa de la que parte la novela es muy improbable, sus consecuencias son muy humanas y plausibles y nos remueven algo en el interior. El terror descrito en Cero es extraño, pero fascinante, como una obra de arte que, aunque te incomode, no puedes dejar de mirar. 

Feed de Mira Grant

Mira Grant, tambien conocida como Seanan McGuire, es una autora muy prolífica tanto en fantasia, como en ciencia ficción. Como Grant, además, escribe un terror más clásico, más de monstruos y menos de humanos, pero muy interesante también. Yo, de hecho, la conocí con esta novela. Feed no es una novela de zombis al uso y solo por eso, ya merece la pena adentrarse en ella. Aunque el monstruo que caracteriza la ambientación del libro es el no-muerto, el verdadero enemigo es la ambición humana y como esta puede deformarlo todo hasta en momentos de vida o muerte. La crónica de la protagonista, que está idealmente pensada en primera persona, ayuda a meterse en este mundo tan bien creado y en una trama que se aleja parcialmente del terror para adentrarse en un thriller psicológico y político muy bien llevado. Extrañamente, este libro no tuvo buena acogida, pero para mi es una de las novelas más originales de zombis que he leído. Y eso es decir mucho. Si os gusta el tema, no os perdáis Feed.

El año de Gracia de Cristina Fernández Cubas

El terror escrito por autoras españolas es una de mis asignaturas pendientes. Aún no he podido leer a Pilar Pedraza (sino, estaría en esta lista seguro) y lo poco que he leído de autoras han sido más relatos que novelas. Sin embargo, una de las escritoras de terror más contundentes e interesantes de nuestro país es Cristina Fernández Cubas. Con muchísimas novelas en su haber y aún más cuentos, destaco esta no solo por ser la única que he leído, sino también por tener ese toque de terror más tradicional que me encanta. Fernández Cubas usa la ambientación, la extrañeza de las cosas cotidianas que pueden convertirse, de repente, en algo diferente, monstruoso. Juega con los miedos internos, con la paranoia humana, para convertir una novela que parece casi Walden en una historia de horror no muy terrorífico, pero si muy interesante. Además, tiene una prosa que merece la pena descubrir.

Su cuerpo y otras fiestas de Carmen María Machado

Y un bonus. Aunque sea colección de relatos y no novela, quería añadirla. Soy una lectora reciente a las novelas de terror, pero lo soy aún más a los relatos de terror. Aún así, y desde que me adentré en este género, he de reconocer que los cuentos cortos de miedo me fascinan. Me encanta como, en pocas páginas, algunas autoras son capaces de transmitir sensaciones tan desagradables. Una autora que descubrí el año pasado, y que sin duda excele en esto, es Carmen María Machado. Su antología, Su cuerpo y otras fiestas, habla de feminismo, de sexualidad, pero también de situaciones terroríficas, de un horror que conocemos todos por que nos toca de cerca. Es humano, es familiar, es tan incómodo que en algunas ocasiones optamos por apartar la mirada. O peor aún, seguir mirando. Por que Machado busca esa parte morbosa de nosotros, esa parte que disfruta con el horror ajeno aunque sea incapaz de aceptarlo. Conoce bien la oscuridad humana y la muestra en 12 relatos cortos pero intensos. 

Noviembre en el blog: Nanowrimo, PGB19 y autores españoles

miércoles, 30 de octubre de 2019



Los que me sigáis de hace un tiempo sabréis que me encanta hacer listas (listas que luego me paso por el forro, pero bueno, ese es un tema aparte). Pero aunque no les haga caso, las listas son útiles para organizarse y los dioses saben que es algo que voy a necesitar muchísimo este noviembre. ¿Qué por qué? Pues porque me gusta más un sarao que a un tonto un lápiz.

En noviembre leo autores españoles

Esto es algo que hizo mi compañero, Pablo, el año pasado y que me gustó mucho. Aunque noviembre es un mes estresante, me parece buena idea forzarme a leer autores patrios, ya que es algo que es una de mis asignaturas pendientes. La lista es muy larga y no voy a leerlos todos, pero la intención está ahí y quién sabe, quizá me motivo y leo mucho este noviembre. Como veis, hay algún libro rescatado de la lista de #LeoAutorasOct, pero la mayoría pueblan mis pendientes desde hace un tiempo.


Elia Barceló
Consecuencias naturales

Laura S. Maquilón
El pasado es un cazador paciente

Ismael Martínez Biurrun
Sigilo

Ferran Varela
El arcano y el jilgero

Carlos J. Sanchez
Monstrøse

Laura Tejada
Bestias durmientes


Premios Guillermo de Baskerville 2019

Si habéis leído mi reseña de Porno religioso improvisado, ya sabréis que este año vuelvo a participar en estos premios organizados por Libros Prohibidos. El año pasado participé y fue una experiencia muy entretenida, por lo que en 2019 acepté encantada volver a participar. El plazo para leerme las novelas acaba en diciembre, por lo que tengo que aprovechar este mes para leerme los dos nominados que me quedan.

John Langan
El pescador

Jon Padgett
El secreto de la ventriloquía

National Novel Writing Revising Month


Y para acabar de liarme la manta a la cabeza, este año vuelvo a participar en el NaNoWriMo. Si creéis que voy a ser incapaz de hacer todo esto, estáis en lo cierto. Pero también es verdad que mi NaNoWriMo va a ser mucho más relajado, pues en vez de escribir una novela, voy a corregir (y reescribir) una novela que ya tengo acabada, el #ProyectoBasura (va a ser mi NaNoReMo xD). Es por eso que no me estresa demasiado este calendario tan apretado. Voy a ir compartiendo mis impresiones por twittery también podéis seguirme en la página web oficial de Nanowrimo para ver mis avances.

Porno religioso improvisado de Laura Lee Bahr

lunes, 28 de octubre de 2019


Como ya pasó el año pasado, este año me han vuelto a ofrecer ser jurado en los Premios Guillermo de Baskerville (aquí los nominados). Y de la misma manera, he aceptado a leer varias obras para reseñarlas y puntuarlas. Este año me ha tocado ser la jurado en la categoría de novela traducida y me esperan lecturas que, seguro, me fascinarán. He querido empezar por la única autora de la lista (estamos en el #LeoAutorasOct al fin y al cabo) y por fin, después de un año en la lista de espera, le he hincado diente a Porno religioso improvisado de Laura Lee Bahr. Ahora mi pregunta es… ¿Por qué he tardado tanto en hacerlo?

El asesinato perpetrado por Dominique Colt está rodeado de un halo de misterio. ¿Por qué mató a su amante gay y su prometido? ¿Qué la impulsó a hacerlo? ¿Fue voluntario o un accidente? ¿Quién es el hombre misterioso? El magnetismo de este caso es el que atrae a Madeleine, años después, a escribir un guión sobre Dominique Colt y sus asesinatos. Pero la visión del film no solo se verá ralentizada por esas incógnitas, sino también por la imposibilidad de contratar a George Clooney, por la aparición de una actriz principal tiquismiquis y por la sospecha creciente de que Dieter, su mejor amigo, tiene problemas con una secta.

Laura Lee Bahr añade muchísimos elementos en este libro y de entrada puede parecer que este batiburrillo no debería funcionar. Pero al contrario, una vez establecidos todos los hilos de la trama, Lee Bahr trenza con una precisión literaria preciosa todos los elementos. Así, consigue que el humor, el misterio y la extrañeza convivan con una facilidad pasmosa (aunque es evidente que escribir algo así no es tan fácil como parece). Una vez pasado el umbral de las primeras treinta páginas del libro, el lector se encuentra atrapado en las vidas de estas historias que confluyen con naturalidad, como si fueran reales.

Y aquí quiero hacer un inciso importante. Una de las cosas que más me ha llamado la atención al leer Porno religioso improvisado ha sido el realismo de los personajes. La autora nos mete en la psique de tres personajes y los tres son complejos, llenos de mentiras, de grises, de pensamientos contradictorios, negativos, autocomplacientes. Me encanta como usa esto sobre todo con Madeleine, que es un personaje detestable pero a la vez muy realista. Aún así, con quien  yo me he visto más reflejada ha sido con Dominique. Su forma de ver las relaciones interpersonales, su relación con el sexo, toda su construcción de personaje me ha parecido muy acertada.

Como he dicho más arriba en la reseña, Laura Lee Bahr añade muchos elementos en la novela. El asesinato de Dominique, las tres tramas de personajes, la película que quiere filmar Madeleine, George Clooney, el sexo BDSM, la secta vampírica… Pero es la unión de todo esto lo que completa la historia sin que resulte caótica. Además, consigue mantener el misterio alrededor de algunos de estos elementos de una manera magistral, manteniendo la tensión narrativa durante toda la novela sin perder el humor o la extrañeza. Se me hace difícil definir el bizarro (creo que Hugo Camacho, el editor de Orciny Press, lo hace muy bien aquí), pero creo que Laura Lee Bahr consigue crear una obra excelentemente bizarra.

Añadir también la lírica de la autora. Su narrativa es muy simple, pero aunque no tenga frases dilapidarías ni momentos estelares, la cotidianidad y facilidad con la que acerca la historia al lector hace que este se adentre a la perfección en la psique de los personajes y en su historia. De esta manera, aunque habla de tramas personales, muestra también la sociedad (we live in a society, sí), crítica la farandula que rodea Hollywood o el uso de la religión como válvula de escape. El contraste, de esta forma, con el humor de su narrativa es mayor y más interesante.

En conclusión, Porno religioso improvisado ha sido una sorpresa mayúscula. Me esperaba algo raro, pero para nada una novela así, desbocada y humorística pero reflexiva y realista. Bizarra pero también, de alguna forma, cercana. Como consigue compaginar todo eso Laura Lee Bahr me resulta un misterio a estudiar. Sin duda, una novela imprescindible que, una vez te atrapa, ya no te deja ir.

Otras reseñas:

Ciudad de jade de Fonda Lee

viernes, 25 de octubre de 2019


Me gustan las historias de mafiosos. Es algo que ya he comentado alguna vez, pero que me sigue sorprendiendo. Son un tipo de historias crudas, pero también hablan de familia, de nobleza, de política. Es por eso que cuando Insolita editorial anunció que iban a publicar Jade City de Fonda Lee, Ciudad de Jade en español, me emocioné muchísimo. He tenido la suerte de que la editorial me ha enviado el libro para poderlo leer con antelación y así contaros que me ha parecido antes siquiera de que llegue a las librerías.

Ciudad de Jade nos muestra Kekon, una isla situada entre dos grandes países que tiene una fuerte ventaja ante sus competidores: el jade. Esta piedra preciosa es, además, una fuente de magia y poder sobre la cual gira toda la política y la economía del país. El jade, pero, es solo privilegio de los clanes de huesos verdes, guerreros adiestrados en artes marciales y capaces de controlar y canalizar esta energía. Fonda Lee se adentra en la familia de Sin Cumbre, una de las principales familias de huesos verdes del país.

Uno de los puntos más fuertes de esta novela es la ambientación. Fonda Lee construye un mundo muy realista, basado en el nuestro, con inspiraciones asiáticas. Así, en Kekon hay coches, hay teléfonos o electricidad, pero también hay esta magia casi ancestral del jade. Esta fusión funciona muy bien y convierte la ciudad y su vida diaria en una parte importante de la novela. El sistema de magia basado en el jade también funciona muy bien y es realista: en un mundo en el que hay un elemento tan poderoso, por supuesto que todo (economía, política, vida diaria, jerarquía social) tiene que ver con él. Aunque Lee a veces cae en el infodump y se recrea explicando detalles del mundo que quizá no son necesarios, tampoco molestan y ayudan a recrear una imagen muy completa del mundo de la novela.

Otro de sus puntos fuertes son los personajes. Sin embargo, esta es una arma de doble filo, pues aunque Hilo, Shae, Lan y Anden están muy bien caracterizados, el resto no acaban de funcionar demasiado bien. Los enemigos de la familia son muy cliché y solo algunos secundarios son memorables (como Wen Maik). Fonda Lee se centra más en que el lector se adentre en la mente de estos cuatro personajes principales, sobre todo de Shae, Lan y Hilo, de forma que el lector empatiza mucho con ellos. También explora mucho la relación entre ellos, algo que se adapta bien a una novela de mafiosos, en las que la familia es lo más importante, algo que se transmite muchísimo en la trama. 

El ritmo de la novela es rápido y trepidante y aunque son casi 600 páginas, se leen muy rápido. La autora sabe bien cómo llevar el tempo y construir la trama de manera que mantenga interesado al lector. Es verdad que peca un poco de paginitis, pero tampoco se hace molesto, al contrario, como es tan entretenida, al acabarla la sensación que deja es la de querer leer más. Es la primera parte de una trilogía, pero la autora construye la trama para que el final sea bastante autoconclusivo. A la vez, algunas de las tramas abiertas permiten dar paso a una segunda parte que, seguro, es tan interesante como la primera. Todo esto es también gracias a la labor de traducción de Antonio Rivas, que es excelente y consigue que todo el libro sea lea muy fluidamente. 

Si os habéis dado cuenta mientras leíais la reseña, la novela tiene algunos puntos que no me han convencido. A la novela, además, le falta algo más de la violencia característica que rodea las historias de mafiosos. Todos estos detalles, por eso, no afectan apenas a la lectura de la novela. Fonda Lee consigue escribir una trama bien hilada, que avanza con buen ritmo y que lleva personajes memorables en una ambientación fascinante. Cuatro puntos que confluyen con naturalidad para crear una historia que merece la pena leer. 

Otras reseñas:

El castillo en el aire de Dianne Wynne Jones

martes, 22 de octubre de 2019



Leí El castillo ambulante por pura curiosidad. La película de Miyazaki es una de mis películas preferidas ever, así que quería saber cómo era el material de base. Lo que no me esperaba es que me gustara tanto: la ambientación preciosa, los personajes encantadores y esa narrativa tan dulce que arrastra al lector hacia un lugar cálido. Es por eso que cuando Nocturna se propuso publicar los tres libros de la trilogía, no pude más que alegrarme. Aún no me los he podido comprar los tres (acabarán en mi estantería, eso seguro), pero no quiero perder la oportunidad de reseñar y recomendaros una lectura magnifica. Así que si ya habéis leído El castillo ambulante, ya sabéis que toca ahora: leer El castillo en el aire de Diana Wynne Jones.

El castillo en el aire se situa en el país vecino de Ingary (lugar donde viven Howl y Sophie). Ahí vive Abdullah, un vendedor  de alfombras que va sobreviviendo al día a día, feliz de su negocio. Un día recibe la visita de un extraño, que le acaba por vender una alfombra voladora. Aunque al principio no confía en él, al final acaba descubriendo que la alfombra sí es voladora y que puede llevarlo allá donde quiera. A partir de entonces, la vida de Abdullah cambiará radicalmente.

Digo que esta es una segunda parte de El castillo ambulante, ya que pasa después de los eventos que suceden en el primer libro. Pero Diana Wynne Jones toma una decisión muy interesante, y es alejar la historia de Howl y Sophie y presentarnos otros personajes en otro ambiente totalmente diferente. Así, tenemos una historia de fantasía arábica, una reinterpretación de Las mil y una noches, pero sin perder toda la magia creada en la primera historia.

Pero aunque el principio se aleje totalmente de lo que pasa en El castillo ambulante, esta es, de hecho, una continuación, pues hacia el final la trama de Howl y Sophie colisiona con la de Abdullah y, si no habéis leído el primero, podéis tragaros algún spoiler. Esta fusión está muy bien llevada y, cual crossover, acaba interesando más al lector si cabe. Pero a pesar de todo, el libro se podría sustentar por si solo sin esos personajes: Abdullah, la princesa, el djinn, la alfombra y toda la trama que los rodea es, de por sí, suficientemente interesante.

Igual que en el primero, Diana Wynne Jones demuestra tener una capacidad espectacular para la fantasía y los mundos mágicos. Muestra con facilidad la ambientación, sin que esta sea demasiado abusiva. Al contrario. Igual que pasó en la primera parte, Jones usa elementos que ya conocemos, en este caso de la mitología árabe, para llenar de magia sus historias. Así, nos encontramos con sultanes, princesas, alfombras mágicas, djinns… todos personajes o elementos que ya hemos visto con anterioridad en otras historias, pero mezclados de forma que parecen nuevos, originales.

Diana Wynne Jones tiene esta capacidad, en parte, gracias a un dominio espectacular del idioma. Su forma de escribir traslada al lector a estos sitios, y le permite conocer los personajes y entenderlos como si fueran seres humanos reales. Además, y como ya pasó en la primera novela, hace un uso del humor irónico muy sutil, pero que le da el toque perfecto para ser una novela entretenida y fácil de leer, tanto para un niño como para un adulto. Esto se suma a unos diálogos muy bien llevados y a unas descripciones nada pesadas.

En conclusión, El castillo en el aire es una continuación estupenda a El castillo ambulante, sobre todo por que solo es una continuación a medias. Es genial poder leer un poco más de Howl y Sophie, pero Jones no nos apabulla con su historia, pues alargarla habría sido estirar demasiado el chicle. Añadiendo nuevos personajes, extendiendo la ambientación, lo que consigue es crear una trilogía muy interesante y con muchos puntos de vista. Solo he podido leer los dos primeros, por desgracia, pero espero poder hincarle el diente a La casa de los mil pasillos, la última entrega de esta trilogía que, al parecer, vuelve a Ingary. Ya tocaba que se editara esta trilogía en una edición bonita y, sin duda, Nocturna lo ha conseguido.

Otras reseñas:

Un descanso para los muertos y otros relatos de Lucy Taylor

jueves, 17 de octubre de 2019


Parece que este #LeoAutorasOct está sirviendo para recuperar a escritoras que ya leí hace un año para esta iniciativa. El otro día os hablaba de Lois McMaster Bujold y su libro de Fragmentos de honor y hoy quiero reseñar una antología fascinante que ha sacado Pulpture de Lucy Taylor. De Taylor hablé el año pasado cuando reseñé Agua en los pulmones, pues su relato, Amados, fue mi preferido de la colección. Así que en cuanto supe que habían sacado un libro solo con relatos de la autora, no pude resistirme.

Un descanso a los muertos y otros relatos es una antología ecléctica. Dividida en tres categorías, Desierto, Familia y Futuro, los relatos son todos terroríficos, pero oscilan en temas, personajes y formas. Hay algunos relatos de terror más clásico, otros que apelan al monstruo que guardan los seres humanos en nuestro interior.

Si algo está claro al leer a Lucy Taylor, es que es una escritora subversiva. Sus relatos están pensados para incomodar al lector, para hacer que se remueva en su asiento mientras lee. Esto lo consigue con personajes desagradables o situaciones extrañas que nos aterran justamente porque podemos ver paralelismos con nuestro día a día. Taylor apela a la locura, a la violencia de género y a la cotidianidad para crear un terror cercano, absorbente, atractivo. A las torturas, la sangre y las violaciones, pues Taylor no es amable ni con el lector que se adentra en sus cuentos ni con el ser humano que representa en ellos.

Los doce cuentos que conforman esta antología son oscuros y violentos. Presentan un ser humano corrompido que es, normalmente, el verdadero monstruo del relato. Aunque hay elementos sobrenaturales, bestias horribles o maldiciones, lo que realmente acaba predominando es el ser humano como creador del horror, como conductor de la violencia, la sangre y la oscuridad. Es por eso que sus relatos, pese a tener ese toque de fantasía, se me apelan muy cercanos. La chica que es violada por un minotauro podría ser yo. La mujer apalizada por su marido podría ser mi vecina. Son historias cotidianas llevadas a un extremo terrorífico. Cuando leía los relatos, no podía evitar acordarme de Carmen María Machado, pues ambas usan ese terror más primogenio, más sexual y violento.

Normalmente una antología tiene el problema de que es irregular. Es imposible que todo guste a todo el mundo y cuando se seleccionan relatos con temáticas tan diferentes, es normal que no todos lleguen al lector. Sin embargo, Un descanso para los muertos y otros relatos me ha parecido una colección muy equilibrada. Sí es hay algunos relatos que destaco sobre otros (como Acuerdo prematrimonial o Benditos sean los ligados), pero todos tienen una calidad indiscutible y una forma muy interesante de apelar al horror.

En conclusión, y sin querer desvelar nada de la trama de los relatos (pues creo que son de esos libros que tenéis que adentraros vosotros, sin guía) os diré que es una vergüenza que no se haya publicado hasta ahora a Lucy Taylor en español. Por suerte, Pulpture se ha puesto las pilas con esta colección, reunida por Sofía Barker, también traductora del libro. Sin duda una antología que hará las delicias de todo amante del buen terror.

Otras reseñas:

Como leer a Victoria Schwab y no morir en el intento

martes, 15 de octubre de 2019



Hace mucho tiempo, publiqué una serie de entradas que eran la guía de lectura de autores que me habían fascinado. Hablé sobre Haruki Murakami (que tiene una buena bibliografía), de Banana Yoshimoto y de Claire North (en motivo a Adopta una autora). Desde 2017 que no publicaba una entrada así, quizá porque no tenía ningún autor/a del que hablar con seguridad. Pero después de la maratón que me he hecho de leer libros de Victoria Schwab, y aprovechando que estamos en el mes de las autoras, he pensado que era un buen momento para retomar esta pequeña sección.

Antes de empezar, quiero comentar que también he podido escribir un artículo sobre ella y, más concretamente, sobre Sombras de magia, en Windumanoth. Este artículo y esta entrada de blog están relacionados porque hablo de la misma autora, pero el contenido es diferente, por lo que uno no spoileará al otro. ¡Podéis leer los dos sin ningún problema!

La obra de Schwab: habitantes y sus ciudades

Victoria Schwab o V.E. Schwab es una autora bastante prolífica conocida sobre todo por sus sagas de literatura fantástica. Por un lado, la autora firma como Victoria Schwab en sus novelas de literatura juvenil y como V.E. Schwab en sus novelas de corte más adulto.

La autora se caracteriza por escribir novelas de fantasía urbana con toques oscuros bastante interesantes y unos personajes muy carismáticos. En una entrevista, comentaba que sus personajes son tan reales por que ella siempre piensa en sus objetivos y en sus debilidades, antes que en sus características. ¿Qué quiere conseguir este personaje? ¿Qué está dispuesto a arriesgar para hacerlo? Estas son las preguntas que se hace Schwab al pensar en los personajes y lo que hace que se sientan tan reales.

Otro elemento que la caracteriza es la ciudad y como esta es un personaje más de la historia. En Sombras de Magia (comienza con A darker shade of magic (Una magia más oscura en castellano, Minotauro) son los diferentes Londres. En Vicious (Una obsesión perversa en castellano), Merit. En La ciudad de los fantasmas, Edimburgo. En la saga de Monstruos de Verity, Verity. Es decir, la ciudad siempre tiene protagonismo de una manera u otra. No es solo un escenario en el que pasan cosas, sino que es activa, está viva.

Victoria Schwab y la literatura juvenil

Kate y August, artista desconocido
Para los amantes de la literatura juvenil, empezar por las obras firmadas por Victoria Schwab es la mejor opción. Mi recomendación es empezar por la saga de Los monstruos de Verity. Compuesta por dos libros, esta es su saga más oscura y tenebrosa dentro de las juveniles, por lo que me parece una buena opción para conocer un poco mejor a la autora y fascinarte por sus novelas.

Si preferís un rollo más middle grade, La ciudad de los fantasmas (seguida por la segunda parte, publicada hace poco, llamada Los túneles de huesos) es una buena opción. Sigue siendo fantasía urbana, que es el género que caracteriza la obra de la autora, pero con lo “chungo” mucho más suavizado. Aquí los personajes son más jóvenes, por lo que es un libro ideal para niños de 11 a 14 años.

Luego la autora tiene otros libros juveniles, como la bilogía de The vault (que aún no he leído) o La bruja de Near (bastante flojito en comparación a otros libros de Schwab).  También podéis leer sus relatos, aunque creo que su mayor fuerte son las historias más largas, en las que puede desarrollar bien sus personajes.

V.E. Schwab para la fantasía adulta

Para los que prefieran sus lecturas más adultas, firmadas como V.E. Schwab, hay dos sagas importantes sobre las que elegir. Yo recomiendo empezar primero por Vicious, ya que aunque no es un libro autoconclusivo, sí que puede pasar por uno. La historia es de las mejores que tiene la autora, con un ritmo trepidante y unos personajes fantásticos. Si os gustan los superhéroes, vuestra primera opción tendría que ser Vicious (Una obsesión oscura) y Vengeful (Una venganza mortal) sin lugar a dudas.

Pero otra forma de empezar a leer a la autora, también excelente, es por su saga más fantástica de Sombras de Magia. Dentro de la fantasía urbana que caracteriza la autora, esta es quizá su saga más épica. Una muestra de varios mundos, conectados por una ciudad: Londres. Lo que caracteriza mejor estas novelas, y el por qué las considero mis preferidas de la autora, son los personajes.

Kell y Rhy por Marty-mc
Cuando acabas de leer Sombras de Magia, se queda un vacío contigo. Pero tenéis más opciones: Por un lado, podéis leer el comic de The Steel Prince, guionizado por ella, que muestra la vida de Maxim Maresh antes de convertirse en el rey de Sombras de Magia y el padre de Rhy y Kell. Además, la autora ya ha anunciado que está escribiendo nuevos libros dentro de este universo, así que parece que hay V.E. Schwab y Sombras de magia para rato.

Mi recomendación es que empecéis como hice yo, leyendo Vicious y Vengeful. Son dos libros excelentes, que os dejarán con ganas de conocer mejor a la autora. A mi parecer, Vicious es una mejor novela, con una estructura excelente y un ritmo trepidante. Pero la saga de Sombras de magia son tres libros que conectaron conmigo a un nivel más emocional. Aquí, la elección es vuestra. 

Espero que os haya servido para conocer mejor a la autora y así os hayáis decidido a leer algo de ella. Como veis, tenemos Victoria Schwab para rato. Si aún así, tenéis dudas de qué libro escoger para empezar con la autora, preguntadme por recomendaciones más personalizadas, que yo siempre estoy dispuesta a hablaros de los libros que me han encantado.

Fragmentos de honor de Lois McMaster Bujold

jueves, 10 de octubre de 2019



En el #LeoAutorasOct del año pasado, descubrí a Lois McMaster Bujold con el libro de Aprendiz de guerrero. A partir de aquí, descubrí que era una saga descatalogada de 17 libros que, seguramente, no encontraría en ningún lado. Y me desanimé. Hasta que DeBolsillo de Penguin Random House informó que harían una reedición de todos los libros con portadas de Marina Vidal. Vamos, que mejor imposible. Aún así, ha tenido que llegar otro #LeoAutorasOct para ponerme, de nuevo, con esta saga. Y no sabéis como me arrepiento del tiempo perdido.

Fragmentos de honor nos traslada al pasado y nos presenta a Cornelia Naismith, la coordinadora de una expedición científica a un nuevo planeta. Pero esa expedición acaba súbitamente cuando son atacados por el ejército de Barrayar. Cornelia sobrevive y tendrá que sobrevivir en el planeta junto con el comandante Vorkosigan. A partir de entonces, empieza una novela de ciencia ficción con aventuras e intrigas políticas que nos introduce maravillosamente los mundos creados por Bujold.

Hay algunas novelas en las que entras casi sin pensarlo. Las primeras páginas de Fragmentos de honor ya auguran una historia ágil, interesante y bien escrita y el resto del libro mantiene el nivel. Eso es, en parte, gracias a la capacidad que tiene Bujold de mostrar y caracterizar sus personajes. Cornelia y Aral son dos personajes que podrían llevar la novela solos, pero cuando se juntan sus historias, la autora sabe mostrar muy bien una química que mezcla el compañerismo con la atracción romántica.

Son las interacciones las que hacen rico el libro. Al principio, la novela parece una historia de aventuras sencillita, sin mucha chicha. Sin embargo, vamos descubriendo poco a poco lo que se esconde detrás de los personajes, sus motivaciones y trasfondos. Esta novela de aventuras se convierte en una historia de política y guerra con una ambientación muy trabajada. Y si antes he dicho que los personajes y sus interacciones son uno de los puntos fuertes de la novela, la ambientación es otro elemento potente. A través de los dos protagonistas principales, muestra también un choque de culturas, de maneras de hacer y de pensar diferentes. Y lo hace de una manera muy realista, que se hace verídico para el lector.

Aún así, el libro no para. Tiene un ritmo trepidante que te engancha desde el principio y que, a través de diálogos muy bien escritos y escenas de acción, lleva al lector por toda la trama. Bujold era una maestra y se nota en la manera en la que construye y estructura esta novela: no sobra nada, pues todas las escenas sirven, o bien para construir los personajes y su relación o bien para avanzar en la trama. No hay sobreexposición ni infodump de la ambientación, sino que todo está muy medido para que fluya.

Otra cosa que me gusta es el hecho de que esta novela es autoconclusiva. Sí es verdad que forma parte de una saga más grande, en la que comparten personajes y una trama de trasfondo. Fragmentos de honor sería una precuela a Aprendiz de guerrero, ya que muestra como se conocieron los padres de Miles. Aún así, tiene interés por sí sola. Sin duda, si tenéis ganas de descubrir a Bujold, reste libro es magnífico para empezar con su saga. Trepidante, con personajes fantásticos y una historia de amor preciosa. Os vais a enamorar, como yo, de Lois McMaster Bujold.

Otras reseñas: