Estelar de Brandon Sanderson

miércoles, 1 de abril de 2020


Hace mucho tiempo definía los libros de Jane Austen como familiares. Para mí, volver a leer esta autora siempre ha significado una vuelta a casa. Me es tan fácil adentrarme en sus libros que no tengo ni que pensar. Hay otros autores con los que me pasa esto y uno de ellos es, claramente, Brandon Sanderson. Sus mundos de fantasía y su narrativa tan asequible y cercana… sus libros se me hacen muy placenteros de leer. Siempre entra un buen libro de Brandon Sanderson. Hoy voy a reseñar una segunda parte, Estelar, la continuación de Escuadrón. 

Los meses han pasado desde que Spensa cambió la concepción que tenía todo Detritus de los krells, los alienígenas que atacaban su planeta. El tiempo ha pasado, pero la amenaza sigue vigente pese a los esfuerzos de toda la FDD. Pero tras un acontecimiento inesperado, Spensa tendrá la posibilidad de descubrir más sobre su planeta, sobre aquellos que lo amenazan y sobre sí misma.

Sanderson es un maestro de contar historias. Es una idea que ya he comentado en alguna otra reseña del autor, pero es algo que queda patente cuando se lee una saga suya. Estelar es una segunda parte, pero no es la típica historia que hace de puente entre el inicio de la saga y el final, todo lo contrario. El autor no pierde la acción trepidante del primero ni su personalidad vibrante y divertida. A la vez, expande el universo de la saga para mostrarnos todo un aspecto que no conocíamos en el primer libro.
Esto es un acierto. No solo por la diversidad que nos presenta y las ideas originales de las que hace gala el autor, sino también porque, aunque no repite el mismo esquema de Escuadrón, usa algunos de sus elementos. Con esto consigue que nos sintamos cercanos a la historia y a Spensa sin que se nos haga repetitiva la trama. A esto hay que sumarle el hecho de que podemos asistir a la evolución de Spensa a través de la interacción con otros personajes. Siempre me ha interesado mucho el contacto con el Otro y en esta novela es un tema que se explora bastante.

Los libros de Brandon Sanderson se han definido siempre por ser una lectura rápida y adictiva, pero eso nunca ha sido sinónimo, al menos en su caso, de que sean malas historias. Escuadrón pecaba de ser más sencilla, pero en Estelar, Sanderson ha puesto toda la carne en el asador. Así, rescata temas que ya hemos visto en algunos de sus otros libros, sobre prejuicios y sobre enfrentarnos al status quo, pero lo hace en clave de ciencia ficción, que personalmente, me ha parecido fascinante. Añade otros temas, como el tema de la humanidad y las IA, que aunque sea un tema muy masticado, lo trata de forma amenizada.

Estelar es un libro para desconectar del mundo y entrar en el universo de Spensa. Eso, que de por sí no me parece algo malo, se agradece aún más cuando es justo ese tipo de libro que necesitas. El autor es un maestro en hacer esto y sabe perfectamente cómo llevar el ritmo de la historia y en qué momento ofrecer información al lector.

Muchos dicen que las segundas partes  de las sagas suelen ser las más aburridas. Aunque no estoy de acuerdo con esa afirmación, sí es verdad que Estelar no se parece en nada a una segunda parte al uso. Sanderson expande un universo que ya parecía enorme y solo nos muestra una pequeña parte. La acción trepidante y los personajes bien construidos (sobre todo M-bot y Spensa) son un añadido delicioso. Esta saga, que empezó como una fuente de distracción para el autor, se ha convertido en una de las que más disfruto. La edición española, con traducción de Manu Viciano (como siempre, de diez) y la ilustración americana, ya está a la venta en vuestras librerías. No os lo penséis, si os gustó Escuadrón, este libro es posible que os guste igual o más. Y si no lo habéis leído, no sé a qué estáis esperando. Spensa y M-bot os esperan.

Otras reseñas:

Així es perd la guerra del temps de Max Gladstone i Amal El-Mohtar

jueves, 19 de marzo de 2020


Ressenya en català:

Hi ha una dita popular que diu que tot està inventat i que la originalitat resideix no en les idees, sinó en la manera d’expressar-les. És una frase amb la que estic molt d’acord i que, normalment, es compleix. Tot l’art que consumim està influenciat, directa o indirectament, amb art existent. Igual que cap humà és una illa, cap obra és una entitat separada del món que rodeja a l’artista que l’ha creat. Tot i així, de tant en quant apareixen històries tan fresques i diferents a la resta que dóna la sensació d’haver sigut creades des de zero, com si els autors/es haguessin agafat els mateixos ingredients que tothom, però haguessin creat un aliment totalment nou. Amb aquesta sensació em vaig quedar quan vaig acabar de llegir Així es perd la guerra del temps, de Max Gladstone i Amal El-Mohtar. Entendreu que davant d’una obra així, la ressenya sigui un procés complicat. Però faré el possible per que acabeu tots amb un exemplar del llibre a la vostre biblioteca.

Una guerra interminable que explora totes les línies temporals i dues faccions: les dues volen guanyar davant l’altre, demostrar que la seva manera de  veure el món és la correcta. I entre aquestes dues grans societats, dues espies. Les millors preparades. Blava i Roja. Estan entrenades per ser enemigues, però el que ningú espera es que comencin una correspondència per l’espai temps.

El primer que crida l’atenció d’aquest llibre és el format. Escrit en capítols molt curts, la part narrativa mostra una mica de l’ambientació boja que han creat Gladstone i El-Mohtar per aquest llibre. Amb l’excusa de trobar una carta, ens endinsen en aquest viatge pels fils del temps,  amunt i avall. La brillantor i capacitat dels dos autors en mostrar les seves idees en aquests mons es magnífica. La segona part dels capítols son les cartes en sí que s’envien les dues espies. Haig de reconèixer que, personalment, gaudia més d’aquests últims textos: no només perquè porten la càrrega emocional de tot el llibre, també perquè algunes de les idees de la part narrativa se’m feien una mica feixugues.

Tot i així, la trama va evolucionant. A mesura que la relació entre la Blava i la Roja evoluciona, la història al voltant d’elles es  va complicant. Al cap i a la fi, són enemigues en una guerra atemporal. Poc a poc, el lector, que ja s’ha endinsat en aquest món estrany, es va sentit més a prop de les dues protagonistes i de la situació narrativa que les rodeja. En aquest punt, aquest fragments deixen de ser més lents i conflueixen tots en un final apoteòsic i molt ben portat.

Es d’aquests llibres que, durant la lectura, es gaudeixen per la lírica dels autors. Però a la vegada, es d’aquestes històries que, un cop arribes al final, les veus en retrospectiva i t’agraden més. Estic convençuda de que és un llibre que guanya encara més en una relectura. Tornant a la escriptura, tot i ser un llibre a dues mans, no es veu una diferència en l’estil. Al contrari, és molt homogeni. I a la vegada, cadascuna de les veus narratives (sobretot a les cartes) té la seva personalitat.

En conclusió, aquest és un llibre per llegir lentament, per paladejar. Per tornar als millors fragments un cop acaba la lectura o, fins i tot, per rellegir. És un llibre escrit amb molta cura pel detall, per la prosa gairebé poètica i per l’amor que desprèn: amor cap a literatura, amor cap al gènere i amor cap al lector que l’està llegint. Així que només em queda agrair a Mai Més per enviar-me l’exemplar i, en general, per publicar aquest llibre amb tant afecte. Agrair a Lluis Delgado i Rosa Borràs per una traducció més que impecable (que, estic segura, no haurà sigut fàcil) i a la Marina Vidal i al Miquel Muerto per aquesta portada meravellosa. Però sobretot, agrair a Max Gladstone i Amal El-Mohtar per mostrar-nos la porta d’entrada d’aquesta història tan bonica, original i imprescindible.



_________________________________________________________________________________ 


Reseña en castellano:

Hay un dicho popular que dice que todo está inventado y que la originalidad reside no en las ideas, sino en la manera de expresarlas. Es una frase con la que estoy muy de acuerdo y que, normalmente, se cumple. Todo el arte que consumimos está influenciado, directa o indirectamente, por arte existente. De la misma manera que ningún humano es una isla, ninguna obra es una entidad separada del mundo que rodea al artista que la ha creado. Aun así, de vez en cuando aparecen historias tan frescas y diferentes al resto que da la sensación de haber sido creadas de cero, como si los autores/as hubieran cogido los mismos ingredientes que todo el mundo, pero hubieran creado un alimento totalmente nuevo. Con esta sensación me quedé yo al acabar de leer Així es perd la guerra del temps de Max Gladstone y Amal El-Mohtar. Entenderéis que ante una obra así, la reseña haya sido un proceso complicado. Pero haré lo posible para convenceros de que este libro debería estar en vuestra biblioteca.

Una guerra interminable que explora todas las líneas temporales y dos facciones: las dos quieren ganar delante de la otra, demostrar que su manera de ver el mundo es la correcta. Y entre estas dos grandes sociedades, dos espías. Las mejores preparadas. Blava (Azul) y Roja (Roja). Están entrenadas para ser enemigas, pero lo que nadie espera es que empiecen una correspondencia por el espacio tiempo.

Lo primero que llama la atención de este libro es el formato. Escrito en capítulos muy cortos, la parte narrativa muestra un poco de la ambientación loca que han creado Gladstone y El-Mohtar para este libro. Con la excusa de encontrar una carta, nos adentramos en este viaje por los hilos del tiempo, arriba y abajo. La brillantez y capacidad de los dos autores para mostrar sus ideas en estos mundos es magnífica. La segunda parte de los capítulos son las cartas en sí que se envían las dos espías. He de reconocer que, personalmente, disfrutaba más de estos últimos textos: no solo porque llevan una mayor carga emocional en el libro, sino también porque algunas de las ideas de la parte narrativa se me hacían un poco densas.

Aun así, la trama va evolucionando. A medida que la relación entre Blava y Roja evoluciona, la historia alrededor de ellas se va complicando. Al fin y al cabo, son enemigas en una guerra atemporal. Poco a poco, el lector, que ya se ha adentrado en este mundo extraño, se va sintiendo más cerca de las dos protagonistas y de la situación narrativa que las rodea. En este punto, estos fragmentos dejan de parecer más lentos y confluyen todos en un final apoteósico y muy bien llevado.

Es uno de estos libros que, durante la lectura, se disfrutan por la lírica de los autores. Pero a la vez, es de estas historias que, una vez llegas al final, las ves en retrospectiva y te gustan aún más. Estoy convencida de que es un libro que gana con una relectura. Volviendo a la escritura, a pesar de ser un libro a dos manos, no se ve una diferencia en estilo. Al contrario, es muy homogéneo. Y a la vez, cada una de las voces narrativas (sobre todo en las cartas) tiene su propia personalidad.

En conclusión, este es un libro para leer lentamente, para padalear. Para volver a los mejores fragmentos una vez acabada la lectura o, incluso, para releer. Es un libro escrito con mucho cuidado al detalle, con una prosa casi poética y un amor que se desprende en cada página: amor a la literatura, amor al género y amor al lector que la está leyendo. Así que solo me queda agradecer a Mai Més por enviarme un ejemplar y, en general, por publicar este libro con tanto cariño. Agradecerle a Lluís Delgado y Rosa Borràs por una traducción impecable (que, estoy segura, no habrá sido nada fácil) y a Marina Vidal y Miquel Muerto por esta maravilla de portada. Pero sobre todo, agradecer a Max Gladstone y Amal El-Mohtar por mostrarnos la puerta de entrada a esta historia tan bonita, original e imprescindible.

Otras reseñas:

El test de Sylvain Neuvel

viernes, 6 de marzo de 2020


Ressenya en català

Alguna vegada us ha passat que comenceu a llegir un llibre i hi ha alguna cosa que fa click al vostre cap? Com si, de cop i volta, connectéssiu amb la historia. Bé, jo sabia que El test, de Sylvain Neuvel, m’agradaria. Ho vaig comentar ja en aquest post, repassant les novetats que més m’interessaven pel 2019. Ho sabia també per que havia gaudit moltíssim de Los gigantes dormidos, la primera part de la seva trilogia Themis files (encara tinc pendent les altres dues). Però el que no sabia es que la historia connectaria amb mi a un nivell tan profund.

El test ens presenta a l’Idir, un home de Iran que ha migrat fins a Anglaterra buscant una vida millor. Però tots els immigrants han de passar un test per obtenir la ciutadania anglesa. L’Idir s’ha preparat pel test, però no pel gir inesperat que patirà durant la realització de l’examen i que ficarà en dubte la seva ètica i moralitat.

Ja hem vist aquest capítol de Black Mirror. Ja coneixem la història que succeeix a Years and Years. Ja hem llegit aquesta novel·la de George Orwell. Les distopies que mostren el pitjor de la humanitat han estat presents en el cànon literari de la ciència ficció des dels seus inicis com a forma de criticar la societat i el status quo. Potser per això Neuvel escull aquest gènere per escriure un llibre tan contundent com El test, per mostrar un mirall.

I el mirall es diu Idir. Ficant-nos en la seva pell, coneixent la seva mentalitat i la seva forma de pensar, empatitzem amb el personatge principal. Tampoc es molt complicat, en Neuvel el presenta com una persona de qui et voldries fer amic: bona persona, sense prejudicis, amigable y agradable al tracte. L’heroi de la història, que desitges que tot li vagi bé. Però el mirall també són els examinadors i totes aquelles persones que accepten un sistema injust com a normalitat. La distancia que transmet el narrador es també la distancia amb la que nosaltres veiem la problemàtica, sense que ens esquitxi.

Aquest doble joc està molt ben aconseguit en la novel·la. El test és una historia molt curta, d’aquests llibres que es llegeixen en una tard. Crec que en això juga molt bé l’autor amb la lírica. El llibre està escrit amb un estil directe, bastant senzill, però a la vegada molt contundent. La primera persona ens apropa més als pensaments del personatge que a les accions i així Neuvel ens presenta idees sobre moral o ètica molt interessants. En cap moment el ritme desaccelera o es fa avorrit, al contrari: tot i ser una historia centrada en un moment, en un sol dia, amb pocs personatges, l’autor sap com fer per que el lector no pugui deixar el llibre.

En conclusió, El test es un llibre curt però molt potent, que presenta la problemàtica dels refugiats des d’un punt de vista molt interessant, amb tocs de distopia i ciència ficció. És un llibre fàcil de llegir, però no fàcil d’empassar. Una història curta però que, un cop llegida, es queda amb nosaltres. L’edició de Mai Més Llibres és, com sempre, excel·lent: amb traducció impecable de Marina Espasa i portada preciosa de Oriol Malet, és un llibre imprescindible per a tots els amants del gènere i de la literatura crítica.

_________________________________________________________________________________ 

Reseña en castellano:

¿Alguna vez os ha pasado que empezáis a leer un libro y hay algo que hace click en vuestra cabeza? Como si, de repente, conectarais con la historia. Yo sabía que El test, de Sylvain Neuvel, me iba a gustar. Ya lo comenté en su momento en este post, repasando las novedades de 2019 que más me interesaban. También lo sabía por lo mucho que disfruté de Los gigantes dormidos, la primera parte de su trilogía Thermis Files (aún tengo pendiente los otros dos). Pero lo que no sabía es que la historia conectaría conmigo a un nivel tan profundo.

El test nos presenta a Idir, un hombre de Iran que ha emigrado hasta Inglaterra en busca de una vida mejor. Pero todos los inmigrantes tienen que pasar un test para obtener la ciudadanía inglesa. Idir está preparado para el test, pero no para el giro inesperado de acontecimientos que sufrirá durante la realización del examen y que pondrá en jaque su ética y moralidad.

Ya hemos visto este capítulo de Black Mirror. Ya conocemos la historia que sucede en Years and Years. Ya hemos leído esta novela de George Orwell. Las distopías que muestran lo peor de la humanidad han estado presentes en el canon literario de la ciencia ficción desde sus inicios como forma de criticar la sociedad y el status quo. Quizá por eso Neuvel elige este género para escribir un libro tan contundente como El test: para crear un espejo.

Y el espejo se llama Idir. Poniéndonos en su piel, conociendo su mentalidad y su forma de pensar, empatizamos con el personaje principal. Tampoco es muy complicado, Neuvel lo presenta como alguien con quien querrías trabar amistad: es buena persona, sin prejuicios, amigable y agradable al trato. El héroe de la historia, a quien deseas que todo vaya bien. Pero el espejo también son los examinadores y todas esas personas que aceptan un sistema injusto con normalidad. La distancia que transmite el narrador es también la distancia con la que nosotros vemos la problemática, sin que nos salpique.

Este doble juego está muy bien aconseguido en la novela. El test es un historia muy corta, uno de esos libros que se leen en una tarde. Creo que en esto juega también muy bien el autor con la lírica. EL libro está escrito con un estilo directo, bastante sencillo, pero a la vez es muy contundnte. La primera persona nos acerca más a los pensamientos  del personaje que a sus acciones, y así Neuvel nos va presentando ideas sobre moral o ética muy interesantes. En ningún momento el ritmo desacelera o se hace aburrido, al contrario: pese a ser una historia centrada en un momento, en un solo día, con pocos personajes, el autor sabe cómo hacer para que el lector no pueda soltar el libro.

En conclusión, El test es un libro corto pero potente, que presenta la problemática de los refugiados desde un punto de vista muy interesante, con toques de distopía y ciencia ficción. Es un libro fácil de leer, pero no fácil de tragar. Una historia corta pero que, una vez leída, se queda con nosotros. La edición de Mai Més llibres es, como siempre, excelente: con una traducción impecable de Marina Espasa y una portada preciosa de Oriol Malet, es un libro imprescindible para todos los amantes del género y de la literatura crítica. 

Otras reseñas:

18 autoras de género que deberían salir en tu lista de recomendaciones

jueves, 20 de febrero de 2020


Las listas de mejores obras de género. Esos artículos que todos hemos leído alguna vez. Cada cierto tiempo aparece una nueva en alguna revista generalista que repasa las novelas de ciencia ficción, fantasía y terror imprescindibles. Normalmente están llenas de clásicos y siempre, en el 99% de los casos, están llenas de autores. Hombres blancos heterosexuales. ¿Os suena, verdad? Todos hemos leído alguna de ellas. 

Esta entrada nace de la lectura de una de esas listas, en la que salían dos autoras (lo cual es un record, seguro): Ursula K. Le Guin y Mary Shelley. Como si no hubieran existido más mujeres escritoras de género desde ellas dos. Bien, como parece que la mayoría de articulistas realmente no conocen más autoras, he decidido hacer una lista de recomendaciones de dieciocho autoras imprescindibles que deberían estar en estos artículos. Organizada por géneros, aunque al final las barreras de estos son finas y se traspasan con facilidad. Una pequeña guía para aquellos que decidan recomendar una y otra vez los mismos diez libros. Ya, lo sé. De nada.

Terror:


Angela Carter
No puedes hablar de terror y no recomendar a Angela Carter. Es como hacer una lista sobre mejores autores de realismo mágico y no poner a Isabel Allende. Como hablar de autores clásicos decimonónicos y olvidarse de Jane Austen. El terror sangriento y visceral de Carter te llega a las entrañas. Publicada por Sexto Piso, en español han llegado muchos de sus relatos. Su forma de transformar cuentos clásicos en historias góticas y llenas de gore es maravillosa y lo hace con una prosa tan elaborada, tan meticulosa, que se debería estudiar en las aulas de los colegios.

Shirley Jackson
Otra autora clásica imprescindible para cualquier fanático del terror. Jackson subvirtió el género y lo hizo suyo de una manera espectacular. La maldición de Hill House es una de las novelas de terror más importantes del siglo pasado, pero en Siempre hemos vivido en el castillo, ese terror clásico se convierte en algo íntimo, cercano, familiar. Jackson tiene una bibliografía extensa y maravillosa, que va publicando poco a poco Minúscula editorial (en catalán está publicada por l'Altre editorial) y si no la pones en una lista de mejores autores de terror, tu lista objetivamente está incompleta.

Anna Starobinets
La llaman la Stephen King rusa. Independientemente del autor con la que la comparen, la obra de Starobinets habla por sí sola. Madres locas, bichos chungos y ambientaciones tan opresivas que, al leerlas, te cuesta respirar. Starobinets es una de las mejores autoras de terror de los últimos tiempos y los cuatro libros que ha publicado Nevsky bajo su autoría lo demuestran. ¿Queréis un terror que se queda contigo? Buscad, leed, recomendad a Starobinets.

Lucy Taylor
Taylor es una autora que se está empezando a conocer en España gracias a la traducción de sus obras por Pulpture. Pero es una vergüenza que no estuviera publicada aquí anteriormente. Con una obra muy visceral y muy sexual, Taylor analiza los terrores humanos más profundos y chapotea en ellos, sin temor a mostrar nuestra cara más monstruosa. Una artista en la ficción corta, Taylor tiene publicados más de 10 libros, muchos de ellos colecciones de relatos.

Mariana Enríquez
De una artista del relato corto a otra, Mariana Enríquez es de lo mejor que he leído los últimos años. Orgullosa escritora de terror, la autora argentina hace un análisis espectacular de su país, la sociedad en la que vive y la precariedad de sus habitantes. Su terror está escondido y te atrapa cuando menos te lo esperas: habla de miedos cercanos, familiares, miedos en los que podemos ver nuestro rostro reflejado. Enríquez está publicada en España por Anagrama, así que no hay excusa para no leerla ni recomendarla.

Laura Lee Bahr
Quizá no has oído hablar de ella. Quizá no hayas leído nada y no quieras ponerla en tu lista de recomendaciones. Pero Laura Lee Bahr es una de las maestras del bizarro, publicada por la editorial especializada en dicho género, Orciny Press. Lee Bahr te habla de asesinas y vampiros, de fantasmas y muertos, y todo esto lo hace a través de un aire cotidiano que, poco a poco, se va volviendo cada vez más loco. Demostrándonos que el terror, el horror o el weird es espléndido cuando se acerca a la cara oscura de la humanidad.

Fantasía:



Nora K. Jemisin
Es difícil catalogar a Jemisin en un solo género, pues sus novelas traspasan fronteras. Autora compleja, con una prosa impecable y recargolada solo cuando debe serlo, muestra personajes llenos de grises en mundos lejanos a nosotros, pero que no se diferencian tanto en realidad. Su trilogía, La tierra quebrada, está publicada por Nova y es una de las sagas más excelentes que he leído en los últimos años. Ha ganado tres Hugos seguidos, batiendo un record, así que no ponerla en una lista de recomendaciones es demostrar un desconocimiento total del género del que estás hablando.

Barbara Hambly
¿Quieres autoras clásicas? Pues lee a Barbara Hambly. La autora de Vencer al dragón (Sin Límites, 2017) demostró que se puede hacer una fantasía diferente a pesar de hablar de guerreros/as, espadas y dragones. En Vencer al dragón hay magia poderosa, hay seres fantásticos, pero también hay una madre que se debate con la conciliación familiar. Porque, amigos, la fantasía también habla de estos temas. Leer a Barbara Hambly fue una revelación para mi y para mi forma de encarar la literatura.

Trudi Canavan
Canavan es una de mis preferidas personales y aunque sus libros son más ligeros y entretenidos, más pensados para ser devorados que pensados, me parece una autora imprescindible para hablar de literatura del fantástico, pues con toda su bibliografía publicada a sus espaldas, es de las autoras más vendidas en España. Los mundos de Canavan son muy clásicos, pero también diferentes: muestran culturas variadas y el choque entre estas, uno de los leiv motiv de sus novelas. Publicada en España gracias a Fantascy y Penguin Random House.

Sofia Rhei
Quizá una de las autoras más versátiles de la lista. Sofia Rhei es una escritora española que ha probado casi todos los géneros y formas: fantasía, ciencia ficción, terror, humor, novela juvenil, romance, poesía... Así que la he puesto en esta lista como podría haberla puesto en cualquiera de las otras. Es el tipo de autora al que me gustaría llegar algún día: versátil, sí, pero siempre manteniendo una calidad envidiable en sus historias y su prosa. Desgraciadamente, he leído poco de ella. Espero arreglarlo pronto.

Seanan McGuire
Y de autora versátil a autora versátil, Seanan McGuire es otra de esas escritoras que no para. Ha escrito terror bajo el pseudónimo de Mira Grant, ha escrito fantasía de todo tipo, de la más oscura a la más bonita. En sus últimos trabajos muestra la facilidad que tiene para cambiar su forma de escribir y adaptarse a lo que la historia le pida. Sin duda, es de esas autoras que todos deberíamos estar leyendo, que demuestra que la literatura fantástica puede ser tan variada y maravillosa como el género presupone. En español, Runas está publicando los libros de su última saga, que han sido de las lecturas que más he disfrutado en los últimos años.

Victoria Schwab
¿Hay alguna autora que esté revolucionando tanto el mercado como V.E. Schwab? Seguro que sí, pero esta escritora es imprescindible cuando se habla de la fantasía actual. Sus historias, llenas de personajes carismáticos y llenos de grises, sus mundos ambientados bajo premisas muy originales... Se habla mucho de Sanderson últimamente (y me encanta, como fan del autor), pero para mi Schwab está a la par en cuanto a producción (14 libros desde 2011, se dice pronto) y en cuanto a ideas originales. Ahora que la están publicando tanto Minotauro como Puck, espero que os animéis a leerla de una vez (yo, la verdad, no puedo ser más insistente con ella. Pero si no sabéis por dónde empezar, aquí tenéis una guía de cómo leerla).

Ciencia Ficción:



Lois McMaster Bujold
Su propio apellido lo dice: Bujold es una de las maestras de la ciencia ficción clásica y todos los premios a sus espaldas la acreditan. Su saga de Vorkosigan, con más de quince títulos, está siendo publicada por Debolsillo y es de esas imprescindibles cuando se habla del género. Una ciencia ficción espacial, llena de planetas inventados, pero también de personajes carismáticos, llenos de personalidad, que parecen reales. No se puede hablar de ciencia ficción sin hablar de ella.

Octavia Butler
Otra de esas autoras imprescindibles y que, vergonzosamente, hasta hace poco no estaba en español (ahora tenemos Alba en Mai Més Llibres y Parentesco en Capitán Swing). Una de las primeras autoras afroamericanas, habla de alienígenas y naves espaciales, por supuesto, pero también de choque entre culturas, de racismo y esclavitud. Sus novelas son cercanas, accesibles y tratan temas que, aún hoy en día, siguen vigentes en nuestra sociedad. 

Lola Robles
Robles ha sido una de las impulsoras del género maravilloso en todas sus formas desde hace años. Escritora de varios libros y de muchísimos relatos, ha estado trabajando para visualizar a las mujeres escritoras desde siempre. De ella solo he leído El informe Monteverde, publicada por Crononauta, pero fue un libro que me impresionó muchísimo, con similitudes lejanas a Ursula K. Le Guin.

Claire North
Otra de mis autoras preferidas, que me parecía insultante no poner en esta lista. North es una especialista en coger una premisa muy original y llevarla hasta el máximo. Es escritora de fantasía y juvenil también, con otros pseudónimos, pero mis libros preferidos de ella son los que escribe bajo este nombre. Otra de esas autoras prolíficas, lleva escribiendo un año desde que tiene 16. Podéis leer más sobre la autora en este enlace; los que conozcáis el blog desde hace mucho sabréis que me dediqué todo un año a reseñar y analizar su obra.

Becky Chambers
Chambers es, para mi, la estrella más brillante del firmamento de autoras. Por supuesto, esto cambia para cada persona, pero es innegable la importancia que están teniendo sus obras en los últimos años. Su forma de ver el género, llena de luz y optimismo, me fascina, pues lo hace sin desdeñar las problemáticas actuales. En español está publicada por Insólita editorial y no miento cuando digo que es de mis escritoras preferidas. Hablar de space opera sin nombrarla a ella me parece insultante.

Aliette de Bodard
Ah, de Bodard. Otra estrella muy brillante. Aunque es otra autora que ha tocado varios géneros, la quiero destacar como escritora de ciencia ficción porque es en ese género en el que más la disfruto. Su ucronía de Xuya me parece una idea maravillosa que ha explotado en muchos relatos, de formas variadas y siempre acertadas. Desde que se cerró Fata Libelli (aún me apena eso), estaba huérfana de editorial, pero pronto va a publicarse en catalán por Mai Més Llibres. Naves espaciales, conflictos familiares y especulización cultural en historias que siempre te llegan al corazón.


Y muchas otras autoras que no he podido poner porque no conozco bien su obra o porque están descatalogadas (o no publicadas directamente) en España. Pero si vamos a los clásicos, aún tenemos muchos nombres que faltan en la lista, como James Tiptree (que publicarán pronto en español), como Nancy Kress, como Anne McCaffrey. Autoras españolas como Elia Barceló, Concepción Perea, Iria G. Parente y Selene M. Pascual, Cristina Jurado, Laura Gallego, Gabrilla Campbell, Rocío Vega, Nieves Mories... (ya escribí una entrada sobre terror español, por si queréis leerla aquí, pero creo que debería hacerlo con el resto de géneros, porque hay mucha tela para contar). La lista es infinita.

Me parece importante recomendar autoras, pero no hacerlo solo en el ámbito de una lista de mujeres, pues al final casi parece que estemos relegando a las autoras a otra categoría. Pero no, Starobinets está a la altura de Stephen King. Es tan importante N.K. Jemisin como George R.R. Martin. Cuando hablamos de ciencia ficción clásica, Heinlein y Bujold están a la par. Así que, señores y señoras que hacéis las listas de imprescindibles de la ciencia ficción, de fantasía o de terror. Recordad que las mujeres no sirven solo para llenar la cuota en vuestras listas: existen, escriben tan bien o mejor, y es necesario acordarse de ellas: olvidaos de los mismos 10 libros de siempre y recomendad a autoras.

Si os habéis quedado con ganas de más, aquí otras entradas recomendando autoras:
Maestras del horror: El terror escrito por mujeres
Escritoras de horror: seis novelas terroríficas
Leer en corto: 10 autoras de relato
La nave invisible: 10 recomendaciones de terror para Halloween
Más que veneno: 42 escritoras de fantasía y ciencia ficción

Mai Més Llibres publicarà «Així es perd la guerra del temps» de Amal El-Mohtar i Max Gladstone

jueves, 13 de febrero de 2020

S’acosta Sant Jordi, una cita especial pels amants dels llibres a Catalunya. Les editorials comencen a presentar novetats i al març i l’abril, les llibreries s’inunden de nous títols interessants. En aquest oceà de novetats és fàcil passar desapercebut, però Mai Més Llibres, l’editorial catalana nascuda al juny de 2019, ha vingut a quedar-se. Per mi és un honor presentar la que serà la seva novetat forta per la diada i, creieu-me, és MOLT potent.


«Així és com es perd la guerra del temps» de Max Gladstone i Amal El-Mohtar (This is how you lose the time war en anglés) és una de les novel·les que més ha donat de parlar aquest passat 2019 (encara no ha rebut premis, però estic segura que arrassarà a totes les nominacions d'aquest any). En Max Gladstone i l’Amal El-Mohtar construeixen una història sobre guerra i temps, sí, però sobretot una història sobre l’amor i les emocions que ens uneixen més enllà de les que ens separen. És un llibre fascinant escrit en clau epistolar i narrativa que ens trasllada més enllà dels confins del temps i l’espai.

Aquesta novel·la és una col·laboració entre Amal El-Mohtar, una guardonada escriptora, editoria i crítica. Va guanyar la triada de premis (Hugo, Nebula i Locus) amb el seu relat Seasons of Glass and Iron. A més a més, ha sigut finalista d’altres premis com el World Fantasy o el Sturgeon. És escriptora de ficció, de poesia (té un recull poètic anomenat The Honey Month) i no ficció. Ha publicat amb Tor, amb Uncanny Magazine i a antologies com The Djinn Falls in love  & Other stories. L’altre escriptor és en Max Gladstone, l’autor de The Craft Sequence, nominada a l’Hugo (a l’espanyol s’han publicat les dues primeres entregues amb Planeta). A més, també és creador de videojocs (nominat al premi XYZZY per el seu joc interactiu, Choice of the Deathless) i escriptor de relats que han aparegut, entre d’altres, a Uncanny Magazine. És un autor amb una bibliografia molt interessant a la qual s’uneix aquest llibre a quatre mans.

Amal El-Mohtar i Max Gladstone molant molt
Mai Més Llibres ha volgut homenatjar aquesta col·laboració buscant també que els traductors i els il·lustradors treballessin en parella. Així, el text està traduït al català per Rosa Maria Borràs i Lluis Delgado, mentre que els dos encarregats de il·lustrar la portada han sigut la Marina Vidal i en Miquel Muerto. De fet, ells mateixos comenten que, idealment, el llibre es podria llegir en parella. Sens dubte, una proposta ideal per Sant Jordi.

En aquest blog parlo sovint  de Mai Més Llibres i ho faig sempre amb admiració pel treball ben fet. En Sergio i la Judit, els dos editors, saben bé quin tipus de llibres volen per omplir el seu catàleg; Mai Més té una línea editorial eclèctica però molt clara. És per això que creieu-me quan dic que «Així és com es perd la guerra del temps» és un llibre que donarà molt de què parlar. 

Sinopsis:
Entre les cendres d’un món moribund, la Roja troba una carta amb la inscripció: «Cremar abans de llegir. Signat, Blava».
Així s’inicia una correspondència improbable entre dues agents rivals en una guerra que s’estén fins els confins del temps i l’espai. 
La Roja pertany a l’Agència, una utopia tecnològica postsingularitat. La Blava pertany al Jardí, una vasta consciència col·lectiva present en tota la matèria orgànica. Els seus passats estan amarats de sang i els seus futurs són mútuament excloents. No tenen res en comú tret del fet que són les millors i estan soles. 
El que va començar sent un intercanvi d’ostentacions en el camp de batalla es converteix progressivament en un joc perillós que tant la Roja com la Blava estan decidides a guanyar. Perquè el més important a la guerra és guanyar. O no?

Què n'han dit:

«Rebel i seductora, exuberant i llustrosa, Així es perd la guerra en el temps és una d’aquelles comptades històries en què costa decidir si és més digna d’elogi la intel·ligència de la seva estructura i prosa o la brillantor de les seves idees i els seus personatges». – Ken Liu, autor de The Grace of Kings i The Paper Menagerie and Other Stories

«Poesia camuflada com narrativa de gènere. Vaig llegir alguns fragments en veu alta, perquè és una prosa que no només vol que la llegeixin. Demana que l’escoltin i l’assaboreixin». – Kelly Sue DeConnick, guionista de Capitana Marvel.

«Així es perd la guerra en el temps és una obra fèrtil i estranya, un viatge romàntic arreu del temps i el multivers, i no us n’hauríeu de perdre ni un instant». – Martha Wells, guanyadora d’un premi Hugo per The Murderbot Diaries.

La simiente de la esquirla de Rodolfo Martínez

martes, 11 de febrero de 2020


La lectura es algo que me ha acompañado toda la vida. Puede sonar a cliché, pero desde que, a los cinco años, leí mi primer cuento, hubo algo, un magnetismo, que me enganchó. Harry Potter con siete años fue la novela que cerró el trato: era oficialmente una lectura acérrima. Han pasado veintiún años desde entonces y he cambiado mucho como lectora, pero hay cosas que se quedan contigo siempre. Una de ella es esa sensación de expectación al entrar en un nuevo mundo por descubrir. Suena aún más tópico, lo sé, pero una de las cosas que me fascina de la ciencia ficción (y, a veces, de la fantasía) es la idea de abrir las páginas y encontrarme un mundo totalmente diferente al mío. Con siete años fue Hogwarts. Con veintiocho, son muchísimos lugares diferentes. Uno de ellos ha sido este Duniya, creado por Rodolfo Martínez para su tetralogía, El hueco al final del mundo.

La simiente de la esquirla es, como he dicho, una primera parte de una historia cortada en cuatro. En esta conocemos a Kláiner, un joven que se dedica a patrullar su ciudad matando los verjóngers, unos monstruos que aparecen por portales y matan a inocentes de su ciudad. Pero todo cambia el día que, al ir a matar a uno de estos, se encuentra con una chica que proviene de otra parte de mundo.

Lo primero destacable, y quizá es lo que más llama la atención, es la ambientación. El proceso de creación de este mundo ha sido extenso y se nota: hay diferentes idiomas, diferentes ciudades, diferentes tecnologías, todo en una amalgama de culturas que vamos viendo poco a poco. Porque el autor tiene claro que la ambientación debe ser un iceberg y que todo lo que vamos descubriendo con pequeñas pastillas forma parte de algo mucho mayor que no vemos, aunque exista. Como lectores, nos sumergimos en un mundo desconocido que vamos descubriendo a medida que avanza la historia.

Porque al final, el mundo es solo un personaje más que contribuye a la historia. Y aunque el autor peca, en alguna ocasión contada, de meter infodump, en general el ritmo está tan bien llevado que no molesta. Es una historia trepidante, de esas que dejan respirar lo justo para que cojas aire y continúes leyendo. Si os gustan los libros emocionantes, en los que te metes fácilmente y ya no sales, este es vuestro libro.

Otro elemento interesante del libro son los personajes. Algunos son más tópicos, otros son más complejos. Kláiner, por ejemplo, se nos presenta como el típico joven vengativo y frío, pero poco a poco vamos viendo cómo evoluciona. Sin embargo, quiero destacar sobre todo a Cegé, la inteligencia artificial que ayuda a Kláiner. Me gusta como Rodolfo Martínez ha conseguido hacer una IA que parezca humana y, a la vez, artificial. Pero por otro lado, a veces me daba la sensación de que, al tener capacidades casi ilimitadas, el juego del autor con el lector se pierde un poco.

La novela trata temas muy interesantes durante el proceso. La humanidad (o no humanidad) de las IA, la manera que tiene de manipular la religión, el status quo y lo que hacemos para mantenerlo, la sexualidad, la forma que tenemos de ver al otro… todo esto son elementos que añaden a la trama, que la hacen más compleja, pero que no estorban a la lectura. De hecho, todos los pequeños peros que he ido comentando en la reseña no molestan; el libro consigue lo que el autor busca: que enganche. Que el lector no pueda dejar de leer. Encontrar este equilibrio entre ambientación y trama es complicado, pero Rodolfo Martínez lo consigue.

En conclusión, si os gusta la ciencia ficción, si os gustan los libros emocionantes y de lectura rápida, si os gustan las IAs, los mundos por descubrir… si os interesa todo esto, os animo a que os adentréis en El hueco al final del mundo.

Otras informaciones:

To be taught, if fortunate de Becky Chambers

jueves, 6 de febrero de 2020




Que me fascina toda la obra de Becky Chambers es algo que, si lleváis siguiendo el blog un tiempo, ya sabréis. He reseñado los tres libros que ha sacado de la saga de Wayfarers y no podía faltar el último libro que ha publicado. Por primera vez la autora se aleja de la ambientación de sus otras tres novelas anteriores para mostrarnos una realidad totalmente diferente, pero también muy interesante. Hoy en el blog hablamos de la novela corta de Becky Chambers, To be taught, if fortunate.

En esta novella nos presentan los cuatro integrantes del Merian, una nave que parte de la Tierra para explorar diferentes planetas y su fauna, flora y geología. A partir de esta premisa tan sencilla, Chambers explora las relaciones interpersonales entre ellos y la forma de visitar los planetas haciendo el mínimo contacto con la vida existente en ellos. A través de cuatro planetas, cuatro partes del libro, Arianne, la voz narradora del libro, nos presentará cuatro lugares muy distintos entre sí.

Becky Chambers nos vuelve a llevar a las estrellas, esta vez con una historia mucho más cercana a nuestra realidad, con toques más realistas no solo en la premisa, sino también en los elementos que la conforman. De esta forma, la innovación viene con la somaformación, una herramienta tecnológica que permite a los seres humanos adaptarse vagamente a diferentes ambientes. Esta idea, que viene del contrario a la terraformación, es explorada en la novela de la misma forma que el resto de elementos: con una visión científica que muestran una documentación detrás bestial.

Sin embargo, ese no es el único tema que trata la novella. Las relaciones interpersonales y como estos cuatro personajes van cambiando a medida que van viviendo las diferentes experiencias en los planetas es muy interesante. Ellos crecen y cambian y el lector puede vivir estos cambios a través de sus actitudes, de sus diálogos. La actitud que presentan hacia la ciencia (con una admiración y una reverencia hacia su trabajo) y la que presentan hacia los planetas que visitan (con la intención de intervenir en ellos lo mínimo posible) nos muestran otra vez esa amabilidad que desprenden los libros de Chambers. Y es que aunque la ambientación haya cambiado, no lo hace ni su prosa ni la manera que tiene la autora de transmitir una calidez que caracteriza sus historias.

El tono de la novella es muy acertado. Chambers cambia la tercera persona por una primera persona para dar un toque intimista y personal a la historia, que pega mucho con el formato y con el desarrollo del libro. La prosa es tan impecable como en sus anteriores historias y muestra el cariño que siente la escritora hacia la ciencia a través de sus propios personajes. Creo que la lectura de este libro ha sido de un grado de satisfacción mayor al verme reflejada, como bióloga, en estos personajes.

La novela es corta, de apenas 140 páginas, pero Chambers no necesita mucho más para entrar en el corazón del lector. Me repito mucho con este tema, pero la habilidad que tiene Chambers de transmitir esperanza y calidez es algo que admiro mucho y que siento vivamente al leer sus novelas. Retornar a los mundos de Chambers es como taparse con la manta en invierno: cálido y reconfortante. Diría que To be taught, if fortunate, es de las novelas que más me han gustado de ella, pero al final es una decisión de Sophie: no puedo elegir entre las cuatro. Por lo que, si os ha gustado a la autora en el pasado, no dudéis en leer esta novella. Y si no conocéis a Chambers pero os interesa la exploración espacial, To be taught, if fortunate, es una lectura más que excelente.

Otras reseñas:

Alba de Octavia Butler

miércoles, 29 de enero de 2020



Ressenya en català

Ja he parlat més d’un cop sobre la labor editorial que estan fent en Sergio i la Judit, els editors de Mai Més Llibres. L’editorial, que va néixer a mitjans del 2019, ha anat demostrant un savoir faire i una mentalitat editorial molt interessant. Per una banda, han rescatat clàssics imprescindibles del gènere, que no havien estat traduïts mai al català. Per l’altre, han portat novel·les que estan triomfant a l’estranger i que no han estat publicades ni en castellà. Avui toca parlar de la primera novetat que van treure i que forma part del primer grup. Parlo d’Alba, la primera part de la trilogia de Xenogènesis, de la coneguda (i fins ara inèdita) Octavia Butler.

La Lilith Iyapo viu en captivitat. No té records de com ha arribat allà, només sap que va haver-hi una guerra mundial que va acabar amb la major part de l’humanitat, incloent el seu marit i el seu fill. Però aquest cop, quan es Desvetlla, alguna cosa ha canviat: per primera vegada pot conversar amb els seus carcellers i descobrir per què està tancada. A partir d’aquí, s’haurà de relacionar amb aquesta espècie alienígena anomenada onkali.

D’entrada, aquesta pot semblar una novel·la de primer contacte i, d’alguna forma, ho és. Però l’Octavia Butler, en comptes d’escriure una història trepidant sobre la supervivència del esser humà, prefereix crear un xoc de cultures entre dos especies molt diferents i la seva forma de veure la vida, també molt dispar. Aquesta diatriba es un dels temes principals de la novel·la i la Butler aprofundeix molt en ell per estudiar què ens fa realment humans i què perfila la nostra identitat individual i com a espècie. Amb el xoc entre els onkali i els humans, la Butler també vol parlar de dinàmiques de poder de la nostra societat: tant del masclisme i el poder de l’home vers la dona, com de jerarquia familiar. Es interessant veure les dues versions de les dinàmiques familiars i socials de les dues espècies a través dels ulls de la Lilith.

Això és important, ja que l’autora aconsegueix que el lector es fiqui a la pell de la Lilith des de bon principi, el que ajuda a empatitzar amb ella i veure el seu punt  de vista. Descobrir, a la vegada que ella, com va canviant la seva visió dels onkali i de la societat nova que la rodeja. En això també ajuda el contrast amb la resta de personatges que van apareixent i que, encara que no estan tan ben treballats (la protagonista absoluta de la novel·la és la Lilith), tenen suficient força com per a crear aquesta visió contrastada.

Alba és un llibre clàssic publicat a finals dels anys 80 i alguns elements de la història transmeten aquesta edat. Tot i així, la majoria dels temes que tracta no ha envellit gens, al contrari. És interessant veure les reflexions de la Lilith en quant al tractament d’un mateix a través de la visió de l’altre. Però a mes a més de les ciències socials, l’Octavia Butler també parla de biologia, sobretot de modificació genètica, uns temes encara vigents avui en dia.

En moltes crítiques i ressenyes que he llegit del llibre, es parla de que la novel·la és una metàfora del esclavisme a Amèrica. És possible que la meva visió no hagi sigut aquesta per no estar en la posició de discriminació, però llegint el llibre em donava la sensació de que l’Octavia Butler no jutjava una espècie o l’altre. A través dels diàlegs i de presentar la manera de viure d’uns i altres, el que fa es ficar les cartes sobre la taula i deixar que sigui el lector el que acabi la reflexió. Per mi, els llibres que aconsegueixen deixar aquest rum-rum al cap són els més satisfactoris.

En conclusió, Alba d’Octavia Butler és un llibre de ciència ficció social molt interessant, que presenta idees que ja eren actuals en el 1987, quan es va publicar, i que segueixen vigents avui en dia. Les reflexions de la Lilith a mesura que va coneixent aquesta nova espècie conviden al lector a pensar-hi més a fons, a entendre maneres de veure la societat diferents. Al final, el llibre és una lectura amena, però que es queda amb el lector després de passar l’última pàgina. Per suposat, no vull acabar la ressenya sense parlar de lo preciosa que és l’edició de Mai Més, que junt amb la traducció d’Ernest Riera, la portada de Vorja Sanchez i la llàmina de la Marina Vidal, fan que el llibre sigui tan maco per dins com per fora.

_________________________________________________________________________________ 


Reseña en castellano

Ya he hablado más de una vez de la labor editorial que están haciendo Sergio y Judit, los editores de Mai Més Llibres. La editorial, que nació a mediados del año pasado, ha ido demostrando un savoir faire y una mentalidad editorial muy interesante. Por un lado, han rescatado clásicos imprescindibles del género, que no habían estado traducidos nunca al catalán. Por otro, han traído novelas que están triunfando en el extranjero y que no han estado publicadas (o lo han estado solo recientemente) en castellano. Hoy quiero hablar de la primera novedad que trajeron y que forma parte del primer grupo. Hablo de Alba, la primera parte de la trilogía de Xenogènesis, de la conocida (y hasta ahora inédita en catalán) Octavia Butler.

La Lilith Iyapo vive en cautividad. No tiene recuerdos de cómo ha llegado allá, solo sabe que hubo una guerra mundial que acabó con la mayor parte de la humanidad, incluyendo a su marido y a su hijo. Pero esta vez, cuando se Despierta, algo ha cambiado: por primera vez podrá charlar y conocer a sus carceleros y descubrir, así, por que ha sido encerrada. A partir de aquí, tendrá que relacionarse con esta especie alienígena llamada onkali.

De entrada, esta novela puede parecer una historia de primer contacto y, de alguna forma, lo es. Pero Octavia Butler no escribe una historia trepidante sobre la supervivencia del ser humano, sino que prefiere crear un choque de culturas entre dos especies muy diferentes, mostrando así lo dispar de sus formas de vida. Esta diatriba es uno de los temas principales de la novela y Butler profundiza mucho en él para estudiar qué nos hace realmente humanos y que perfila nuestra identidad personal y de especie. Con este choque entre los onkali y los humano, Butler también quiere parlar de dinámicas de poder en nuestra sociedad: tanto el machismo y el poder del hombre hacia la mujer, como la jerarquía familiar. Es interesante ver las dos versiones de las dinámicas familiares y sociales de las dos especies diferentes a través de los ojos de LIlith.

Y esto es importante, pues la autora consigue que el lector se meta en la piel de Lilith desde el principio, lo que ayuda a empatizar con ella y conocer su punto de vista. Descubrir, a la vez que ella, como va cambiando su visión de los onkali y de la sociedad nueva que la rodea. En esto ayuda también el contraste con el resto de personajes que van apareciendo y que, aunque no están tan bien trabajados (la protagonista absoluta de la novela es Lilith), tienen suficiente fuerza para crear esta visión contrastada.

Alba es un libro clásico publicado a finales de los años 80 y algunos elementos de la novela transmiten esta edad. Aún así, la mayoría de los temas que trata no han envejecido nada, al contrario. Es interesante ver las reflexiones de Lilith en cuanto al tratamiento de uno mismo a través de la visión del otro. Pero además de ciencias sociales, Butler también habla de biología, sobre todo de modificación genética, un tema que sigue vigente hoy en día.

En muchas críticas y reseñas que he leído del libro, se dice que esta novela es una metáfora de la esclavitud en América. Es posible que mi punto de vista esté determinado por el hecho de que no he vivido esta discriminación, pero leyendo el libro, a mi me daba la sensación de que lo que buscaba Octavia Butler no era juzgar qué especie era mejor. A través de los diálogos y de presentar la manera de vivir de las dos sociedades, lo que hace es poner las cartas sobre la mesa y dejar que sea el lector el que acabe de reflexionar sobre el tema. Y para mí, los libros que consiguen dejar este runrún en la cabeza son los más satisfactorios.

En conclusión, Alba de Octavia Butler es un libro de ciencia ficción social muy interesante, que presentas ideas que ya eran actuales en el 1987, cuando se publicó el libro, y que siguen vigentes hoy en día. Las reflexiones de Lilith a medida que va conociendo esta nueva especie invitan al lector a pensar más a fondo, a entender maneras diferentes de ver una sociedad. Al final, el libro es una lectura amena, pero que se queda con el lector aún después de pasar la última página. Por supuesto, no quiero acabar la reseña sin hablar de lo preciosa que es la edición de Mai Més, que junto con la traducción de Ernest Riera, la portada de Vorja Sanchez y la lámina de Marina Vidal, hacen que el libro sea tan bonito por dentro como por fuera. 

Otras reseñas:

Quince libros que llegan este 2020

viernes, 24 de enero de 2020


Aunque 2020 está muy avanzado ya (este año parece que he empezado un poco lenta), no quería dejar de comentar las novedades que llegan a España este año, ya que son muchas y muy suculentas. Esta selección es puramente personal, por lo que es posible que muchos de los libros que estéis esperando con ganas no salgan y, al contrario,  algunos que no os importen demasiado estén representados. Eso sí, espero que acabéis tan hypeados como yo con las novedades que están por venir. Nos espera un 2020 cargadito.



The calculating stars de Mary Robinette Kowal (Oz editorial)
De Kowal he leído solo un par de relatos, pero me parece una escritora muy interesante. Ya iba tocando que esta novela, que ha ido cosechando premios importantes  como el Hugo y el Nebula, llegara a España. La verdad, hace tiempo que la tengo pendiente, así que aprovecharé que la van a traducir para ponerme con ella. Hopepunk, feminismo y ciencia ficción espacial… that’s my jam.

La ciudad que nos unió de N.K. Jemisin (Nova)
Que Jemisin es una de las autoras más interesantes del panorama actual, eso se sabe. Me gusta que Nova esté cogiendo carrerilla para publicar más novelas suyas, pues esta, La ciudad que nos unió, tiene muy buena pinta. Leí el relato (tengo pendiente leer el resto de la antología, también publicada hace poco por Nova) y me encantó, así que estoy segura de que Jemisin sabrá darme una novela de fantasía urbana de diez.

The hidden girl and other stories de Ken Liu (LeeRunas)
A ver, es Ken Liu. Ken Liu con una colección de relatos. No necesito más, deme 10, por favor. Runas ha asegurado que van a publicar el libro (lo cual me haría inmensamente feliz, porque El zoo de papel y otros relatos estaba maravillosamente traducido), pero sea como sea, esto sale nuevo en 2020 y le tengo unas ganas increíbles. Es que, repito, es Ken Liu. Uno de mis escritores preferidos. Le compraría hasta la lista de la compra.




Firewalkers de Adrian Tchaikovsky (Solaris)
En el repaso de 2019, comenté que Tchaikovsky se había convertido en un autor interesante para mí el pasado año. Sobre todo por Herederos de tiempo, ya que su novela de fantasía no me gustó tanto. Firewalkers es una novela clifi con toques de fantasía (creo) que, estoy bastante segura, me va a encantar. No sé si lo llegaré a leer en inglés (la prosa de este hombre me da cierto respeto) ni si la traducirán al español (cosa que veo, de momento, improbable), pero está claro que es una novela (y un autor) interesante a tener en el punto de mira. Veremos.

La simiente de la esquirla de Rodolfo Martinez (Sportula)
Me avergüenza decir que hay pocos nombres españoles en esta lista, pero quizá uno de los libros que más hype tengo es esta primera parte de una tetralogía. No he leído nada de Rodolfo Martínez ni conozco su obra, pero sí conozco la calidad de Sportula y la sinopsis me llama mucho la atención. El libro sale en febrero, por lo que pronto podré contaros qué tal me ha parecido.

Ciudad nómada, rebaño miseria de Pablo Loperena (Insolita editorial)
Otro español y este también viene con una editorial muy buena a sus espaldas: Insólita. Leí el relato que dio pie a esta novela hace bastante tiempo, pero tengo que confesar que no lo recuerdo. Sin embargo, el savoir faire de la editorial y la sinopsis de la historia me han llamado la atención, por lo que es posible que caiga en cuanto salga el libro.



La única criatura enorme e inofensida de Brooke Bolander (Crononauta)
Me encantó Our talons can crush galaxies, un relato de Bolander nominado al Hugo. Así que cuando Crononauta anunció que iban a sacar su novela corta, el hype se puso por las nubes. No sé mucho de la novela (solo que es ucronía en la que aparecen las radium girls y solo por eso, mi yo amante de la historia de la ciencia está encandilada. Veremos qué tal, pero este va directo a la lista de lecturas pendientes en cuanto salga.

La insurrección de Rosalera de Tade Thompson (LeeRunas)
Me encantó Rosalera y tengo muchas ganas de leer más cosas de Tade Thompson, por lo que cuando Runas anunció que sacarían la segunda parte, me emocioné bastante. De hecho, este es de los libros que, en cuanto salga, le daré absoluta prioridad, porque si es tan bueno como el primero, seguro que irá a los favoritos del año. Esperemos que sea así.

Matanza de Lucy Taylor (Pulpture)
En este blog adoramos a Lucy Taylor. A esta autora de terror se la respeta y se la venera. Su antología de relatos fue una de mis mejores lecturas de 2019 y estoy segura que esta novela corta, Matanza, será también una lectura magnífica. Me alegro mucho que Pulpture esté haciendo justicia trayendo a Lucy Taylor a España.



Gods, monsters and the lucky peach de Kelly Robson (Pulpture)
Seguimos con Pulpture, porque además de Matanza, también anunciaron la traducción de esta novela corta de Robson. Tengo que reconocer que el relato que publicaron de ella en el libro de Agua en los pulmones no me entusiasmó demasiado, sin embargo, he oído muy buenas críticas de esta historia y no voy a perder la oportunidad de leerla traducida. Me alegro que haya editoriales que estén publicando novelas menos mainstream pero tan interesantes como esta autora.

La chica de al lado de Jack Ketchum (Biblioteca de Carfax)
Jack Ketchum es un autor que me llama mucho la atención. Lo mío no es el terror gore (que creo que es lo que hace Ketchum), pero todo el mundo (y cuando digo todo, digo TODO EL MUNDO) me ha hablado muy bien de este libro, así que ahora que La biblioteca de Carfax va a darle una edición bonita y una buena traducción, creo que voy a animarme a leer, por fin, algo de Ketchum. Espero no acabar muy traumatizada.

Vagabundos de Hao Jingfang (Nova)
Aunque no es la novela que Nova nos prometió (sigo esperándola desde 2016), que vayan a traer historias escritas por Jingfang ya me parece una noticia celebrable. La autora me encantó en Folding Beijing, así que tengo ganas de ver que hace en un formato más largo. La ciencia ficción china me ha llamado la atención desde hace ya tiempo y la verdad es que esta autora es una cuyo nombre está resonando con fuerza del país oriental. Tengo muchas ganas de ver qué tal.



Estelar de Brandon Sanderson (Nova)
No es una lista de bien si no tiene un Sanderson en ella. Y teniendo en cuenta lo mucho que me gustó Escuadrón (lo leí en un día y medio), la segunda parte está en lo alto de la lista de novedades más esperadas. Me alegro mucho que Nova esté sacando todos los libros de Sanderson (por si no lo sabíais, hace poco sacaron también el ómnibus de Legión y, os aseguro, vale MUCHO la pena) y, por supuesto, Estelar no podía ser menos. Sale en febrero, así que pronto podréis leer mi opinión.

The tea master and the detective & otros relatos de Xuya de Aliette de Bodard (Mai més llibres)
Si antes hablaba de que en este blog se respeta a Lucy Taylor, ahora tengo que decir lo mismo de Aliette de Bodard. Esta autora franco-vietnamita me encanta y todo lo que leo de ella resuena en mi de una forma increíble. Que Mai Mes llibres, con sus ediciones preciosas y sus traducciones de diez, vayan a publicar esta maravilla… la verdad, me muero de ganas. De hecho, The tea master and the detective es uno de esos libros que no he podido leer aún por la pobreza (en inglés vale como 30 euros en físico), por lo que esta novedad es, fácilmente, la que más ilusión me hace de toda la lista.

Exhalation de Ted Chiang (Mai més llibres)
¿He dicho ya que me encantan las novedades de Mai Més? Bueno, lo vuelvo a decir por si acaso. El año pasado comentaba en una lista similar a esta que tenía ganas de leer la nueva antología de Ted Chiang. Sin embargo, el inglés me tiró un poco para atrás y no me animé a comprarlo. Hice bien, pues Mai més ha anunciado que publicarán esta colección de cuentos en la primera mitad del 2020 y mirad, yo feliz. Lo anunciaron, además, con otra novedad que salió ayer en las tiendas, El test, de Sylvain Neuvel. Vamos, que Mai més viene con las pilas cargadas y más ganas que nunca de arruinarnos.

Y hasta aquí mis dieciséis novedades más esperadas. Sé que faltan algunos importantes, como la cuarta parte de Stormlight Archive de Brandon Sanderson, la quinta de Waynard Children de Seanan McGuire (que no he puesto en la lista porque aún tengo que leer la cuarta entrega), Un poco de odio de Abercrombie (voy muy retrasada en mis lecturas de Abercrombie, así que no tiene sentido hypearme con este libro cuando aún no he leído Antes de que los cuelguen). Libros como Hex o Meddling Kids, que tienen buena pinta pero que no sé mucho sobre ellos. O otras novedades de las que sabemos poquísimo, como The poppy war o Semiosis (pero joder, que ganas tengo de leerlos). Vamos, que este 2020 se presenta muy interesante en cuanto a lecturas. ¿Qué libros tenéis más ganas de leer?

Mejores lecturas de 2019

martes, 7 de enero de 2020


2019. Un año más que despedimos desde el blog, aunque en esta ocasión la entrada para hacerlo llegue un poco tarde. Me conocéis y sabéis que a veces soy un poco desastre, pero es la primera vez que tardo tanto en colgar mis mejores lecturas. Sin embargo, no quería dejaros sin esta entrada, pues a mi me encanta poder repasar como ha ido mi año lector y, de paso, recomendaros algunos de los mejores libros que han poblado mis estanterías este 2019. Es por eso que, con tardanza pero sin alevosía, os muestro hoy las mejores lecturas de 2019. Mejor tarde que nunca, ¿no?

Ah, otra aclaración. Este año ha sido un mal año para leer antologías (espero que esto cambie mucho el año que viene), por lo que no puedo destacar casi ningún relato.

Amor de monstruo de Katherine Dunn

No estaba segura de poner este libro aquí. Disfruté muchísimo con la novela de Dunn en su momento, pero al contrario que el resto de libros de esta lista, no ha dejado una huella marcada en mí. Aún así, no me parece que eso le reste méritos al libro, pues conectó conmigo en el momento perfecto. Amor de monstruo es un libro muy Blackie Books (y lo digo como una cosa muy positiva), que muestra la vida de una familia circense, de niños marginados, apartados de la sociedad, diferentes pero con su propia vida. Como se desarrolla la trama y, sobre todo, como Katherine Dunn logra construir estos personajes es lo que hace que sea tan interesante. Se le añade a esto un estilo ideal para la historia y muy muy bonito en su simplicidad. Sin duda, un libro a tener en cuenta.

El cielo de piedra de N.K. Jemisin

Y si he dicho que Amor de monstruo no me dejó demasiado marca, El cielo de piedra, la última parte de la trilogía fantástica de Jemisin hizo todo lo contrario. La autora afroamericana sabe muy bien qué teclas tocar para conectar con su lector, para impresionarlo o para mostrar una historia que no paró en ningún momento del libro. El final perfecto para una trilogía que ha sido, también a su modo, casi perfecta. Merecedora totalmente de los tres Hugos que se ha llevado, sin duda.

Herederos del tiempo de Adrian Tchaikovsky

Después de leer un Spiderlight que me dejó más bien fría, no esperaba demasiado de Herederos de la tierra. Sin embargo, el Celsius lo cambió todo y después de oírle hablar del libro, tuve la necesidad de leerlo. Herederos del tiempo usa elementos de ciencia ficción clásica y los subvierte a lo que quiere el autor. Con una trama poco original de nave generacional y otra, muchísimo más novedosa, de una sociedad de arañas inteligentes, Tchaikovsky escribe una historia de ciencia ficción fabulosa y, aunque a veces algo irregular, sin duda se mete en mis mejores lecturas del año.

A gathering of shadows de V. E. Schwab

O, más bien, toda la saga de Sombras de magia. Aunque A darker shade of magic, el primer libro de la saga, lo leí en 2018, ha sido este 2019 que le he cogido realmente cariño al libro y a la trilogía. A gathering of shadows hace un magnífico trabajo como segunda parte, pues en vez de intentar repetir el patrón de la primera, presenta nuevas tramas con los personajes que ya conocemos. Aprofundiza en ellos. La relación de Kell y Rhy, como siempre, lo mejor, pero también presenta a Rhy y Alucard o a Lila y Alucard, dinámicas muy interesantes que la autora sabe llevar a la perfección. Hacía tiempo que no sufría tanto leyendo un libro como he sufrido al leer Sombras de magia y solo por eso, ya merecía un puesto en las mejores lecturas.

Fragmentos de honor de Lois McMaster Bujold

No sabía si añadir a Bujold en esta lista o en la de mejores autoras. No porque no me parezca que Fragmentos de honor pueda estar en mis mejores lecturas, sino porque es solo la puerta a una saga larguísima. Sin embargo, lo mucho que disfruté con Cordelia y Aral, y toda la trama de Escobar y Barrayar… solo por ello, Fragmentos de honor merece esta posición. Pese a haber leído ya Aprendiz de guerrero, donde coge el protagonismo el hijo de Aral y Cordelia, no he podido evitar encariñarme más de ellos dos, de su relación y la confianza que se tienen el uno al otro.

V. E. Schwab

Era inevitable que esta autora acabara en la lista de mejores autoras de mi 2019. Vosotros sabíais que estaría aquí, yo lo sabía, los mayas lo sabían. Y es que este año he leído casi toda su obra (Vengeful, lo que me quedaba de Sombras de Magia, la trilogía de Verity…), he hablado de ella en Windumanoth, he escrito un artículo sobre cómo leerla, la he visto en persona… vamos, ha sido un año en el que Schwab ha estado muy presente y por eso, y sin ninguna duda, encabeza la lista de autoras del 2019. Espero poder seguir leyendo sus libros este año.

Rebecca Roanhorse

Otra autora que está aquí y no solo por razones literarias. Conocerla en Barcelona, asistir a su charla en Gigamesh y en la biblioteca fue muy interesante a muchos niveles. El rastre del llamp fue la primera lectura que hice de su obra (y del catálogo de Mai Més. No será la última) y la verdad es que me marcó muchísimo. Quizá no tanto como para estar en mejores lecturas, pero sí para destacarla en este post. Tengo muchas ganas de seguir leyendo lo que escriba Roanhorse, pero de momento, me quedo con la auténtica experiencia que fue leerla y escucharla.

Anna Starobinets

Que Starobinets es una de mis autoras preferidas, así en general, no es algo muy difícil de adivinar. He hablado de ella en multitud de ocasiones, he reseñado todos los libros que tiene publicados al español (espero que ese número crezca pronto) y la he recomendado por activa y por pasiva. Este año fue un placer inmenso conocerla en el Celsius y escucharla hablar, igual de inmenso que fue leer el que, para mí, se ha convertido en su mejor libro, La glándula de Ícaro. Gracias Celsius por traer a Anna, gracias Anna por venir y gracias, sobre todo, por los libros que escribes.

Lucy Taylor

Y acabo con otra relatista, pues Lucy Taylor ya estuvo destacada el año pasado y no quería dejar de hablar de ella este año. Y más después de haber leído su antología. Me recuerda mucho al toque oscuramente sexual que tenía la de Carmen María Machado y, de la misma forma que me pasó después de leer su relato Amados, lo único que tuve ganas de hacer cuando acabé de leer a Lucy Taylor fue leer más Lucy Taylor. Sin duda, he leído pocas antologías este año, pero las que he leído… que nivel.

Tade Thompson

Este año ha sido un año muy Tade Thompson también. De hecho, si ni Rosalera ni Els assassinats de la Molly Southbourne están en la lista de mejores lecturas ha sido exclusivamente porque ya iba a comentarlas en este apartado. Tade Thompson ha sido un descubrimiento. Es un autor con ideas interesantes, que escribe muy bien y que muestra una ciencia ficción y un terror diferentes. Tengo muchas ganas de leer las continuaciones de sus historias.

Ferran Varela

Ni yo sé porqué Ferran Varela está en esta lista, si solo he leído un libro suyo este año. Quizá es porque tengo pendiente, y con muchas ganas de leer, El arcano y el jilguero. Quizá porque la novelette corta que leí, La danza del gohut, me dejó muy impresionada. Es un autor que escribe una fantasía diferente, extraña, pero que te atrapa en sus redes y ya no te deja ir. Quizá su nombre está aquí no solo por el 2019, sino por lo que me depara el 2020 en cuanto a lecturas. Sea como sea, sin duda Varela es un nombre que ha resonado mucho este año y que, esperemos, siga haciéndolo el próximo.

Brandon Sanderson

Y como va siendo la norma en esta entrada, Sanderson no está aquí solo por sus méritos literarios, que son muchos y muy buenos. Está aquí también por que protagonizó uno de los momentos más emocionantes de mi 2019, de mi década y, seguramente, de mi vida. Presentarlo ante tantísima gente en el Celsius fue un gozo y un honor que no olvidaré en mucho tiempo. Leer algunos de sus libros también lo es y es por eso que repite (ya no sé cuantos años seguidos recomiendo al autor) posición. Totalmente merecido.

José Antonio Cotrina

Hace un año, también este nombre figuraba en la lista de mejores autores. En 2018 leí mis dos novelas suyas preferidas, pero este 2019 también empezó con muchísimo Cotrina en vena. Aunque aún tengo pendiente leerme el último de Crónicas de la Luna roja, lo que ya se ve en los dos primeros libros, y lo mucho que me destrozan el corazón todas sus historias, hace que sea un autor que merece repetir. Muchas gracias por escribir tanto y tan bien y me alegro de tener tanto por descubrir por delante. De momento, 2020 pinta como un año en el que seguiré descubriendo su obra y eso me gusta mucho.


Este 2019 he leído 72 libros. Un poco la media a la que estoy acostumbrada (lejos quedan esos 100 libros al año que leía antes, cuando tenía más tiempo) y de la que estoy orgullosa. En este número no entran mangas (sino, sería estratosférico) pero sí comics y eso es algo importante, pues este año he empezado a leer comics occidentales de forma habitual. Estoy conociendo obras, autores e historias interesantes. En cuanto a lecturas, si miráis la lista veréis que la ciencia ficción continua siendo la norma en mis libros y no creo que cambie. 2020 se presenta como un magnífico año lector, en el que espero bajar un poco la pila (ya sabéis, esta propuesta de año nuevo siempre es un poco vacía) y, sobre todo, leer mucho y reseñar aún más.

Pero este 2019 han cambiado muchas cosas y el blog inevitablemente cambiará con él. La escritura ahora es una parte constante de mi vida (algo que antes hacía solo de vez en cuando, y solo cuando me apetecía, de manera que nunca acababa nada). Ahora formo parte de una asociación. Tengo mil proyectos nuevos. El blog no morirá (no, al menos, de momento), pero sí cambiará, mutará a algo menos estable quizá, pero igual de motivador. Así que espero que me acompañéis también a los cambios que depare el 2020, de la misma forma que habéis hecho desde 2014.

¡Feliz año nuevo!