El pescador de John Langan

lunes, 25 de noviembre de 2019


Lo he comentado en numerosas ocasiones, pero la editorial de terror Biblioteca de Carfax está haciendo un trabajo excelente para acercarnos traducciones que no habían visto la luz en español anteriormente. Una de ellas es este libro, El pescador de John Langan. Lo tenía puesto en la lista  de pendientes desde hacía unos meses cuando Libros Prohibidos lo nominó en los Premios Guillermo de Baskerville, así que me pareció la excusa perfecta para acercarme al fin a lo que se esconde entre las aguas de esta historia. Y aunque ha sido una experiencia irregular, sin duda ha valido la pena.

Abe es un hombre de mediana edad, solitario y prematuramente viudo. Cuando perdió a su mujer, cayó en un pozo de desesperación del que solo le sacó la pesca. Ahora que Dan, un compañero de trabajo, está viviendo una situación similar, se le ocurre que pueden ir a pescar juntos. Esta relación, que les sirve de alivio a ambos, se torcerá en el momento en el que Dan propone un arroyo misterioso, el arroyo de El Holandés, para ir a pescar.

Esta es la clásica historia dentro de historia. La primera parte, que nos cuenta la historia de Abe y Dan, es cortada por la mitad por la segunda parte, que es todo el grueso de la novela y que nos mete en antecedentes. Esto puede presentar un problema, ya que al ser este “flashback” (aunque técnicamente es más bien una historia explicada que un flashback) tan largo, nos desarraiga de la historia “principal”. De hecho, es difícil determinar qué historia es la principal y cual la secundaria. Si un caso, tienen las dos el mismo peso. Pero aunque esa sea la intención del autor, a la práctica hay una historia (la de la segunda parte) que tiene más peso que la otra.

Esta estructura también me ha provocado una sensación extraña. Por un lado, cuando empecé la parte dos estaba demasiado metida en la historia de Abe y Dan y el corte me pareció demasiado repentino. Por otro lado, una vez me metí en la historia dentro de la historia, me costó mucho volver a conectar con los protagonistas de la primera parte. Sin embargo, y pese a estos peros, la estructura funciona bien gracias a las expectativas. Al describir una atmósfera oscura tan bien ambientada, es fácil introducirse en el mundo que crea Langan y sobrecogerse ante lo que va sucediendo.

Este terror es más bien fantástico, lejano pero a la vez bien construido. No es un horror que nos atemorice por la cercanía de la situación, por la posibilidad de que nos pasase a nosotros, sino que es un terror más bien chocante, espeluznante en lo grandioso.  El autor se centra sobre todo en mostrar estas imágenes imposibles desde el punto de vista de quien las ve, desde los personajes. Estas imágenes imposibles tienen aún más fuerza por estar reforzadas en elementos que sí conocemos. Un mar enorme, grandioso y oscuro. Un bosque que se extiende hasta donde alcanza la vista. Hay algo de poderoso en las extensiones naturales a grande escala que describe el autor en el libro.

La palabra “describe” es clave en este libro. En primer lugar, porque en algunas ocasiones se hacen algo densas. Segundo, porque pese a eso, es un libro tan bien escrito que es una delicia de leer. Langan no domina bien el ritmo en todo el libro, pero la ambientación y las imágenes que muestra son muy poderosas. Esto me parece una cualidad imprescindible a la hora de escribir terror, pues solo una historia bien escrita consigue transmitir esa sensación de desasosiego que, en algunas ocasiones, transmite la novela.

En conclusión, aunque tiene algún problema, la novela engancha desde la primera página. La historia de Abe y la forma que tiene de contárnosla es muy interesante, y todo el cuento dentro del libro, que tiene reminiscencias a los cuentos orales y las historias que se cuentan alrededor del fuego, le dan un toque imprescindible al libro. Aunque le sobran páginas, El pescador es una historia de miedo muy disfrutable.

Otras reseñas:

1 comentario :

  1. Creo que es uno de los pocos títulos de Carfax que en definitiva, no termina de llamarme la atención. Me interesa su nivel de historia dentro de historia (desconocía este detalle), de aire a contador de historias, pero me pierde tanto en trama como en densidad. Pero como bien dices, el catalogo de Carfax es extenso y alberga maravillas :)

    ResponderEliminar