La quinta estación de Nora K. Jemisin

martes, 13 de junio de 2017


Hay novelas en las que te adentras con muchísima facilidad y de las que solo sales cuando las acabas. Para mí La quinta estación ha sido una de esas lecturas y aunque tardé más de lo que habría tardado de no estar de “exámenes” finales, disfruté muchísimo del viaje junto a Essun, Damaya y Sienita. Hoy os explico por qué:

Nora K. Jemisin, la autora de La quinta estación, nos traslada a La Quietud, un continente geológicamente inestable en cuya superficie los habitantes han aprendido a sobrevivir. En esa tierra de movimientos y catástrofes conocemos a tres personajes femeninos que serán la fuerza motriz de la novela: Essun, quien acaba de perder a su hijo en manos de su padre y de quien promete vengarse. Sienita, una joven que parte hacia la costa para cumplir dos misiones. Y Damaya, una niña que descubre que no es como los demás niños de su comu. Las tres tienen algo en común: Son orogenes, personas capaces de controlar los movimientos de la tierra y la energía de esta pero que están controlados y vigilados por el poder.

Uno de los grandes aciertos de esta novela son los personajes. Se podría decir que Essun es el personaje que tiene más importancia y el único que vemos desde un punto de vista narrativo diferente, pues sus capítulos están escritos en segunda persona. Sin embargo, es gracias a la aportación de los capítulos de Damaya y, sobre todo, de los de Siena, que el libro se vuelve muy dinámico. Jugando de esta manera con los tres personajes, la trama avanza a muy buen ritmo. El acierto de usar a Essun en segunda persona se une al hecho de que todos los personajes están muy bien caracterizados y son sus imperfecciones, sus errores y maldades, las que más atraen al lector.

Otra cosa que me ha fascinado de La quinta estación es la ambientación, la construcción de La quietud que ha realizado Jemisin. Toda la sociedad gira alrededor de la supervivencia, del conocimiento de que en cualquier momento un terremoto, volcán o cualquier otro movimiento sísmico puede causar un desastre natural que lleve a la sociedad a la extinción. Y los habitantes no solo lo saben por unos escritos religiosos y morales, sino también lo saben por las abundantes ruinas que otras civilizaciones dejaron tras de sí. Jemisin juega con esa idea durante todo el libro, sin que esta resulte repetitiva o redundante: todo lo contrario, sabe dar la información de forma suficientemente pausada para que la novela no sufra de infodumb ni para que el lector se alargue inecesariamente.

Jemisin usa un mundo de ciencia ficción (o, como ella misma dice, fantasía) para mostrar una realidad que nos suena perfectamente a aquellos que vivimos en el mundo real. El miedo que le tiene la gente "normal" a los orogenes, la forma en que el poder (es decir, los Guardianes) controlan y educan a los orogenes se podría leer también como una crítica al racismo y la segregación. De hecho, la figura de los Guardianes es una de las más interesantes del libro y podemos verlo claramente en algunas escenas con Damaya o Sienita, escenas en las que no quiero ahondar para que las descubráis vosotros mismos. El libro no solo te marca por su historia, sino por todo el simbolismo que hay detrás y que lo convierten en un libro necesario tanto para el género como para la literatura en general.

La novela tiene una edición magnífica de mano de Nova y una traducción en manos de David Tejera que, al menos a mí, me ha gustado. Un libro que me parece muy acertado no solo de publicar en sí, sino de traducir al español, de darlo a conocer por activa y por pasiva. La quinta estación es uno de esos libros que es un placer leer. De esas lecturas que dejan poso, que hablan de muchísimos temas en un mundo aparentemente ajeno a nosotros, pero que podemos relacionar, en muchas cosas, con el nuestro. Un mundo con racismo, un mundo dónde ser diferente es ser un extraño, un mundo donde el miedo conduce a la crueldad. ¿Os suena? Sí, a mi también.

Otras reseñas del libro:

13 comentarios :

  1. La verdad es que la edición ya es una preciosidad, y parece que el contenido también vale la pena.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La edición es muy bonita, sí, es un acierto que hayan mantenido la portada inglesa. Y sí, el contenido vale aún más la pena :)

      Un beso!

      Eliminar
  2. A mí lo único que me falla de la edición es que el mapa se dobla justo por las ecuatoriales y no se ve nada XD ¡Mapa para el próximo! XD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ya! Yo también me frustré mucho con eso y también con que hay algunas ciudades que no salen directamente o que no sabía colocarlas (quizá salen en el pliegue xD).

      Eliminar
  3. Hola!
    Pues me resulta una lectura súper atrayente, hace mucho que no veo una idea tan original. Me lo llevo!
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La lectura ES atrayente, en serio. Es una novedad de Nova y prometo que vale mucho la pena echarle un vistazo :)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  4. que ganas de leerlo! me tienen loca de hype entre todos ustedes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajaja Los reyes del hype! En inglés quizá lo encuentras más fácilmente, pero sea en inglés o en español, vale mucho la pena <3.

      Eliminar
  5. Pues nada, que hoy me embarco con Jemisin y ya os contaré, pero pinta genial :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ves diciéndome por whatsapp, que me encanta comentar la novela al día! <3

      Eliminar
  6. ¡Hola!

    No paro de ver este libro por twitter y cada vez me atrae más. Después de leer tu entrada me voy con ganas de hacerme con él, así que apuntado en la wishlist queda.
    Me atrae mucho la ambientación y me has picado la curiosidad con lo que dices de las tres protagonistas.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      La verdad es que es un libro que merece mucho la pena, así que si te haces con él creo que te encantará :)

      Un beso!

      Eliminar
  7. Ok, esta reseña me ganó desde que dices que las tres chicas son "capaces de controlar los movimientos de la tierra y la energía de esta pero que están controlados y vigilados por el poder." Ya, chau, me ha comprado por completo. La quiero ahora mismo.

    ResponderEliminar