Jurassic Park: Los directores que no amaban las científicas

domingo, 11 de febrero de 2018



Hoy es el Día Global de la Mujer y la Niña en la Ciencia, un día que reivindica la lucha feminista para demostrar que las mujeres también pertenecemos a este mundo. Por supuesto, la idea de que una mujer está más incapacitada para hacer algo por el simple hecho de su género está, poco a poco, disminuyendo. Estos últimos años se ha impulsado mucho el movimiento y viendo las publicaciones, tanto de historia de la ciencia como de ciencia actual, da la sensación de que hemos avanzado. Pero aún nos queda mucho camino por hacer y darnos cuenta de las problemáticas que hay.

Esta entrada busca analizar la mujer científica desde el punto de vista de la ciencia ficción y para hacer eso, he querido centrarme en un personaje concreto de una película concreta. Por supuesto, su situación se puede extrapolar a muchas otras películas. Estoy hablando de Ellie Sattler, la doctora en paleobotánica y compañera de Alan Grant en Jurassic Park. Voy a analizar su papel en la película y el contraste que sufre este en el libro:

Ellie es la única científica (y casi la única mujer, además de la nieta de Hammond) que sale en Jurassic Park. Es paleobotánica y compañera de excavación de Grant y, junto a él, recibe una invitación para visitar Jurassic Park y abalar su viabilidad. Hasta aquí, la correspondencia con el libro es similar y si nos quedáramos solo en la superficie, la presencia de una mujer científica y doctorada tendría que alegrarnos. Sin embargo, es aquí, justo al inicio de la película, donde empiezan algunas diferencias esenciales

La prueba de Ellie como científica


Durante toda la película aparecen cinco científicos, algunos más importantes que otros. De esos cinco, solo uno es mujer (Ellie) y curiosamente, solo ella es incapaz de demostrar sus conocimientos. ¿A qué me refiero con esto? Al principio de la película, donde la ciencia tiene más relevancia para la trama (luego empiezan las huídas con dinosaurios y demás), Ellie hace un par de comentarios relacionados con su materia. Habla, por ejemplo, de plantas venenosas o de especies que han estado extinguidas. Sin embargo, y al contrario que pasa con Grant o Malcolm, Ellie apenas muestra en pantalla esos conocimientos. Sí, al espectador le queda claro que Ellie es científica y entiende de dinosaurios, pero es Grant el que habla con la propiedad y el sentimiento de un maestro en la materia. Y es Malcolm el que acierta sobre su teoría del Caos.

En el libro, Ellie tiene una escena en la que ella es la protagonista absoluta. Cuando se encuentran al triceratops, ambas Ellies se vuelcan para descubrir el por qué de su enfermedad. Es un personaje que conoce bien la botánica y que ya ha comentado con anterioridad la presencia de plantas venenosas en el parque. Pero mientras que la Ellie del libro descubre al fin el por qué de la enfermedad del dinosaurio, la Ellie de la película no logra descubrirlo. De hecho, su escena revolviendo en los excrementos, más que mostrarnos su rigurosidad como científica,  nos muestra como Malcolm y Grant la ven. Esto es importante, pues tanto Grant como Malcolm reciben “reconocimiento” por su ciencia en forma de verdad. Ellie no.

Gravación de la escena de triceratops

En el libro además tiene otras ocasiones de mostrar sus conocimientos. Ya de entrada, en algunas ocasiones Crichton le da la palabra y nos ponemos en su piel, por lo que podemos descubrir que piensa (deja de ser una figura secundaria a la sombra de Grant). El lector puede ver a Ellie trabajando, antes de ir al parque. Y durante el viaje y su estancia en el parque, Grant va constantemente pidiéndole la opinión.

La palabra silenciada


En muchos momentos de la película, Ellie es silenciada o peor, ignorada, por personajes masculinos cuando habla. Por ejemplo, en la primera escena, cuando ven por primera vez el dinosaurio, Grant le gira la cara (el hombre tiene que mostrarle como se hace a la mujer) mientras ella está analizando una hoja de un árbol. La presencia del dinosaurio es más importante que cualquier cosa que ella tenga que decir, y es el hombre quien tiene que enseñárselo. Poco después, descubren que hay velociraptores en el parque y deciden verlos. Y mientras que Grant habla con Muldoon sobre estos dinosaurios, Ellie es apartada de la conversación por Hammond para hablar de temas más triviales, como el menú de la cena.


Pero quizá la situación que me parece más insultante es cuando Hammond, durante dicha cena, le pregunta su opinión a Malcolm. Él, defensor de la teoría del caos, está en contra de la viabilidad del parque. Y entonces, Ellie hace un comentario y es, literalmente, ignorada por Hammond, quien centra su atención en Grant. La aportación de Ellie es interesante, pero queda totalmente relegada. Hammond ha preguntado su opinión a Malcolm y a Grant. La de Ellie no le interesa. En el libro, dicha aportación es solo escuchada por Grant, quien concuerda con ella.

El cuerpo de una científica


Ellie es sexualizada durante toda la historia. Y de esto peca tanto el libro como la película. Por poner un ejemplo, en el libro, cuando Ellie conoce a Malcolm, pasa esto:
“Ellie preguntó:
- ¿No hace un poco de calor, para ir vestido de negro?
- Es usted extremadamente bonita, doctora Sattler. - Contestó Malcolm. - Podría mirarle las piernas todo el día." 
Una confirmación de la primera información que hemos recibido de Ellie: que tiene 24 años, que es científica y que está muy buena. Aunque en la película no lo hacen de manera tan descarada, sigue siendo un elemento constante. Por otro lado, está el tratamiento que recibe Ellie del resto de reparto. En la película, Grant es sobre protector y casi posesivo, aunque nunca directamente dirigido hacia ella. Malcolm intenta ligar con ella en varias ocasiones. Y Hummond la trata como a una niña pequeña que ha de ser protegida.

Y además de todo esto, la presencia de Ellie en la pelicula parece responder solo a fines románticos. Aunque no se sabe del cierto si ella y Grant tienen una relación, en algún momento Grant deja entrever que sí (si es por celos de Malcolm o por que realmente tienen una relación no se sabe). Lo peor de este caso es que casi se necesite una justificación para añadir a Ellie, cuando en el libro la preesencia de ella se explica simplemente por ser una científica asociada a Grant (en el libro no se especifica la relación entre ambos, pero no parece de ámbito romántico). 

Jurassic Park da mucho de qué hablar. Podría hablaros también del ninguneo a la biología que tiene toda la película o de como se habla de la ciencia mercantilizada. Pero hoy quería centrarme en la figura de la mujer en la ciencia. Es necesario más personajes científicos femeninos en las novelas y películas de ciencia ficción. Personajes realistas, con sus debilidades y sus ambiciones, que muestren la realidad que está presente en nuestra sociedad: que las mujeres existimos, siempre hemos existido, en el mundo de la ciencia.

2 comentarios :

  1. Leí tu entrada hace unos días y tenía pendiente el comentario.
    Yo solía ser muy fan de los dinosaurios en mi niñez hasta que vi estas películas que me causaron traumas y pesadillas terribles. Pero bue.
    No me sorprende para nada todo lo denunciado en el post, y aunque sigue sucediendo al menos es en menor escala y es motivo pa ser feliz y relajarse un poco a la hora de ver algo xD es terrible en todo caso estar viendo películas/series antiguas y detectar todo ese machismo "encubierto", incluso si lo que ves es una buena producción, el pequeño-enorme detalle del trato a las mujeres es imposible de obviar. Pero a seguir criticando todo lo criticable <3

    Saludos Isa!

    ResponderEliminar