Leer en corto: Diez relatos de humor

viernes, 20 de enero de 2017


Esta tercera entrada de Leer en corto tiene un par de sorpresas Por un lado, y como podéis leer en el título, hay el doble de recomendaciones que normalmente. La segunda sorpresa, relacionada con la primera, es que esta vez he pedido la colaboración de un experto en la materia para la entrada, Bandinnelli. Por si no lo conocéis, además de bloguero, historiador y afamado domador de hormigas, Bandinnelli es el autor de una antología de relatos de humor de ciencia ficción llamada Escatología de andar por casa. Ya veis que era el más indicado para ayudarme hoy. Esperemos que os gusten las recomendaciones y si necesitáis más, ya sabéis dónde preguntar. 

Desmadre en el Supermercado por Kris Dikeman
El relato de Dikeman dura lo que dura un suspiro, y aún así os prometo que te saca un par de carcajadas. Imaginaos el infierno que sería ir a comprar si los productos que compráramos fueran sinceros contigo. Bien, este paseo por el supermercado consigue eso y mucho más. El relato, escrito en primera persona, cede el protagonismo a ese supermercado mientras nos paseamos por todas sus estanterías. Un breve paseo, quizá, pero muy muy divertido. Lo podéis leer gratuitamente en Cuentos para Algernon, que como siempre Marcheto hace una faena impecable de traducción.

HELP FUND MY ROBOT ARMY!!! de Keffy R. M. Kehrli
Este es el nombre del relato que enamoró al editor John Joseph Adams, que cuando lo leyó decidió montar toda una antología con cuentos con su misma estructura (y autores como Mary Robinette Kowal o Tim Pratt). Un momento, ¿qué estructura?
El relato de Khehrli cuenta la historia de un científico que quiere construir su propio ejército robótico, y para eso monta un crowdfunding en Kickstarter. El Doctor Crushamous desgrana los objetivos a alcanzar, las recompensas (por ejemplo: "MY HEARTFELT THANKS. After I have taken over the world and repopulated most of it with my robotic creations, I will have your name written down somewhere".), comentarios de usuarios varios, y los updates del propio doctor. No os destripo más, solo añadiré que la antología incluye gatos asesinos (catassassins).
Dato curioso:  John Joseph Adams lanzó el proyecto vía crowdfunding ("Because how meta and cool is that?"). Podéis leer el relato de forma gratuita aquí.

Welcome to the Medical Clinic at the Interplanetary Relay Station | Hours Since The Last Patient Death: 0 de Caroline M. Yoachim
Voy a daros un pequeño consejo que os valdrá para la vida: Si Odo, de Sense of Wonder, os recomienda algo, leedlo. Podría dejarlo aquí, ya que como he dicho, Odo recomendó este relato en su blog. Sin embargo, voy a explayarme un poco por si no seguís mi consejo de arriba. Este relato rescata esos libros de "elige tu propia aventura" de una manera irónica y muy divertida y durante todo el relato te conviertes en un humano con un sarpullido muy chungo que intenta, desesperadamente, encontrar ayuda médica en esta clínica. Vale la pena leer primero el relato siguiendo la ruta que elijáis y luego, leeros los puntos que os habéis dejado. Pero aviso, después de este relato, puede que acabéis como yo, buscando todo lo posible que haya escrito Yoachim. Lo podéis leer gratuitamente en la revista Lightspeed.

Re: Re: Re: Re: Re: El microondas de la sala-comedor está haciéndole cosas raras al tejido del espacio-tiempo de Charles Yu
Jasper, de Gestión de Instalaciones, tiene un problema: un listo ha roto el microondas, y ahora el cosmos está en peligro.
Otro relato con un formato diferente, esta vez como una cadena de emails enviada por un empleado un poco apurado. Charles Yu firma un relato descabellado que tiene saltos en el tiempo, roturas de la estabilidad de la realidad y un burrito chamuscado. No sé qué más hace falta para atraer al público, la verdad, pero también puedo añadir que se lee en un periquete y que es jjjratis. Lo podéis leer en el blog de Cuentos para Algernon.

Los centinelas del tiempo de Javier Negrete
Hago un poco de trampa aquí, pues este relato es más bien una novela corta. Sin embargo, lo he añadido porque fue uno de mis primeros acercamientos al relato de humor. Negrete crea un mundo incómodo a través del humor y nos habla de la censura y de lo políticamente correcto en un futuro que, a veces, parece demasiado familiar. Una distopía que disimula, con toques de humor, una crítica muy interesante. Lo podéis encontrar en la antología de Mañana todavía, publicada en Fantascy y editada por Ricard Ruiz Garzón. 

Pasaje a Tranai de Robert Sheckley
"Sheckley está a la par de Philip K. Dick y Kurt Vonnegut como un investigador irónico de todo lo relacionado con la identidad y la naturaleza de la realidad." David Hartwell.
Sheckley es el maestro del relato al revés, y este relato es el mejor ejemplo. El protagonista huye de la Tierra porque está harto de la falsedad y del materialismo. Su destino es Tranai, un planeta que según se dice vive en una perpetua utopía en la que no existen lo crímenes, no se pagan impuestos, los matrimonios son felices y los políticos son honestos. Sheckley hila con facilidad cada uno de los asuntos que expone para darles la vuelta poco a poco, ante los ojos del lector. Aunque el relato es de 1955, y su producción se concentra en las dos décadas siguientes, Shekley sintentiza en sus obras muchos aspectos del ser humano, que expone de forma ácida e irónica. Podéis encontrar este relato en la antología del autor llamada Ciudadano del espacio, editada por Edhasa. 

Cat pictures please de Naomi Kritzer
Este relato, ganador de un Locus y un Hugo, nos muestra en primera persona la vida de una especie de IA obsesionada con las fotos de gatitos que intenta ayudar a las personas a su manera. Narrado de una forma muy inteligente y dejando pequeñas pero muy acertadas dosis de humor, Cat pictures please es un relato largo y muy ingenioso. Lo podéis leer gratuitamente en inglés en la revista de Clarkesworld Magazine o en español en la revista de Supersonic, traducido por Marcheto.

Cthulhu explicado a la yaya de Alex Shvartsman
Sylvia y su abuela Heide regentan una casa de empeños un tanto especial, y el último objeto que han adquirido es nada más y nada menos que Cthulhu dormido. Los compradores no tardan en aparecer, pero no siempre tienen el dinero para pagar ese objeto tan preciado, y Sylvia no tiene claro que todos puedan controlar al dios. Cada uno lo quiere para una cosa distinta, e incluso el gobierno se mete por medio. ¿Cómo se soluciona una situación así? Podéis leer el relato también en Cuentos para Algernon, aquí.

Solipist de Fredric Brown
Bueno, en general podría decir que la mayoría de las obras de Fredric Brown se adaptarían para estar en esta lista, pues es un autor conocido sobre todo por sus historias cortas de ciencia ficción humorística. Todos los que he leído del autor son historias muy cortas y con un giro final que suele ser el que saca brillo a la historia y Solipist no es una excepción a esta regla, así que no puedo contaros mucho de que va. Sus historias más largas son las más conocidas, pero a mi me gustan más las cortas, tienen una sensación de frescura que se pierde en las largas. Este y otros de los cuentos los podéis encontrar en antologías que se han publicado del autor, aunque están todas en inglés.

Hagas lo que hagas de Robert Shearman
El humor toma muchas formas, y se puede enfocar desde distintas ópticas. Shearman es un buen ejemplo de ello, ya que consigue dar forma a un relato en el que la tensión del humor está presente. Es complejo explicarlo, pero lo definiria de esa manera, como la "tensión del humor", como si la expectación que envuelve a una novevla de intriga apareciese, pero para rodear al humor y dejar al lector en una posición incómoda durante la lectura. Pura magia que tiene que ver con la muerte de un personaje que va al infierno y tendrá que lidiar con su compañero de habitación: el perro de Hitler. El relato se puede leer en "Homo homini lupus", publicado por Fata Libelli.

Y hasta aquí nuestras recomendaciones, que vienen en ración doble gracias a la colaboración de Bandinnelli. ¿Habéis leído algún relato? ¿Os gusta la ciencia ficción de humor? ¡Hasta luego y gracias por el pescado!


4 comentarios :

  1. Hola^^
    No conocía ninguno, pero me gustan mucho los relatos así que me pasaré por los links a leerlos :D
    Gracias por compartirlos<33

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!
      Si te gustan los relatos, en serio que debes leerte al menos alguno de los que recomendamos, porque son geniales. Hay más entradas de este estilo en el blog, por si te interesa :)
      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. ¡Buenas! Son muy interesantes los relatos de los que hablas, me los pienso leer todos.

    La descripción que diste de "Re: Re: Re: Re: Re: El microondas de la sala-comedor está haciéndole cosas raras al tejido del espacio" me recordó mucho al anime Steins;Gate, que también trata de viajes en el tiempo, diversas dimensiones, un microondas/máquina del tiempo... Muy curioso xD
    También me vino a la memoria al leer esta entrada la novela corta de "Sin noticias de Gurb" x) Lo que me reí leyéndola...

    A lo mejor ya le has dedicado una entrada y no me he dado cuenta, pero estaría bien si pudieses hablar de las historias cortas de Roald Dahl. Son bastante truculentas, pero vaya si enganchan.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Buenas!
      Me alegro que me digas eso por que una de las intenciones de estas entradas es fomentar la lectura de relatos, que creo que aunque está más extendida de lo que se cree, aún es insuficiente.

      La mayoría de los relatos que hay aquí tienen una calidad indiscutible y algunos son MUY muy divertidos, en serio. El que dices de Charles Yu es de mis preferidos y tendré que ver Steins;Gate, me la han recomendado mucho y aún no he podido verla. Y más si tiene viajes en el tiempo... ¿Qué estoy haciendo con mi vida que no la he visto aún? xDDD.

      Hace mucho que no leo relatos de Dahl y la mayoría de cosas que leí suyas eran novelas, pero si algún día hago alguna entrada de relatos truculentos o algo así, Dahl tiene que estar sí o sí. ¡Gracias por la recomendación! :D

      ¡Un beso!

      Eliminar