Ocho millones de dioses de David B. Gil

jueves, 13 de junio de 2019



No me acaba de gustar la novela histórica. Esto es algo que ya he comentado en algún momento en el blog (creo), pero normalmente estas historias se me hacen algo pesadas. Sin embargo, las novelas de David B. Gil son una grata excepción. Ya me pasó con El guerrero a la sombra del cerezo, libro que reseñé aquí y que disfruté como una enana y me ha vuelto a pasar con Ocho Millones de Dioses.

El padre Ayala Martín debe volver a Japón, país que había creído que no volvería a pisar, para investigar unos crímenes sucedidos en las misiones de sus hermanos. Así, deberá recorrer el país, buscando pistas que lo lleven hacia el fondo del problema. Con él viajará Kudo Kenjiro, el hijo de un samurái de zona rural que se dedica a labrar el campo, que hará de guardaspaldas para el cristiano. Mientras, a sus espaldas, se va desarrollando una trama política que, inevitablemente, acabará salpicándolos.

Me parece muy interesante el giro que ha decidido darle David B. Gil a esta novela. Habría sido muy fácil repetir la fórmula que tan bien funcionó con El guerrero a la sombra de cerezo, pero en este caso se aleja de las intrigas de samuráis y nos presenta un personaje español, ajeno al país, pero que a su vez conoce la lengua y las tradiciones suficientemente bien como para mezclarse con los japoneses. Me parece muy interesante esta elección y aunque Ayala no destaca como un personaje original, es uno del cual apetece leer.

Su contrapunto es Kenjiro. Y sin duda, uno de los puntos fuertes de la novela, por no decir el que más, es la relación que tienen ambos. La dinámica que se crea y la forma en la que tienen de influenciarse mutuamente hace crecer a ambos personajes y uno de los mayores placeres durante la lectura del libro fue ver  como ambos hablaban, dialogaban y se relacionan. La teología es un tema que se va repitiendo en la historia y que Gil sabe plasmar muy bien en dos opiniones muy distintas pero que se acaban encontrando. Como único pero a esto, diré que Kenjiro no me pareció para nada un personaje joven y sin experiencia como nos lo presentan al principio.

Pero aunque el peso del libro lo lleven los dos personajes principales y sus interacciones entre ellos y el resto de mundo que los rodea, la trama subyacente es también interesante. Sí es verdad que de vez en cuando el libro tiene problemas de ritmo y algunos capítulos que no se centran en Ayala y Kenjiro se hacen más lentos de leer, pero en general el libro está equilibrado, por lo que desde el principio te engancha y ya no puedes dejar de leer.

Como ya dije en la reseña de El guerrero a la sombra del cerezo, este es un libro histórico, pero también un libro de aventuras. Así, el autor sabe manejar bien los diferentes elementos (ninjas, samuráis, daimyos, una guerra en ciernes, un clan secreto y asesinatos en serie, entre otros), sin convertir la historia en un monstruo de Frankenstein, mas al contrario: consigue crear un puzle en el que todo está conectado.

Y de nuevo, el estilo de David B. Gil es impecable. Se nota que es un autor que sabe mucho de Japón y de su historia, pues logra ambientar a la perfección la novela. Es interesante también como ha unido un momento histórico con personajes inventados y personajes que realmente existieron. Pero es que además, y como ya he dicho, el peso del libro recae en los dos personajes principales y David B. Gil logra transmitir sus pensamientos, sensaciones y diálogos a la perfección, de manera que el lector acaba sintiéndose unido a ambos. 

En conclusión, David B. Gil lo ha vuelto a hacer. Esta es una novela para aquellos amantes de Japón y aquellos que les guste la novela histórica. Pero si no os gusta la novela histórica, igualmente os animo a echarle un vistazo a este libro. Me decía LJ Salart por Twitter que Ocho millones de dioses es una novela de género sin ser de género. Y la verdad es que esta es una frase que describe a la perfección la historia que hay entre las páginas de este libro: una novela de samuráis, de shoguns, de monjes, todo eso ambientado en un Japón que casi parece de fantasía.

Otras reseñas:

4 comentarios :

  1. He escuchado tantas cosas buenas de este autor que me encantaria leer sus libros. Lo tendré muy en mente ♥

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que, como fanática del Japón, son libros muy guays. Sí es verdad que te tiene que gustar la novela histórica o de aventuras, pero si te mola, adelante, que se lee super rápido y es muuuuy entretenida.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. No lo conocía, pero me lo llevo apuntado, creo que podría gustarme.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta Japón o la novela histórica, no te lo pierdas! Igual que su anterior libro, El guerrero a la sombra del cerezo. Los dos son muy recomendables :)

      ¡Un beso!

      Eliminar