La canción secreta del mundo de José Antonio Cotrina

jueves, 8 de febrero de 2018


Leer a José Antonio Cotrina es entrar en una sala a oscuras a sabiendas que en las próximas horas estás a su merced. Y él, como autor, conoce bien ese poder. La canción secreta del mundo es un buen ejemplo de ello. Después de las buenas sensaciones que me dejó Las fuentes perdidas y de haber cogido ganas a leer más cosas firmadas por este autor, los integrantes de 3 marcianos y medio elegimos este libro para el programa de enero. Y menudo viaje ha sido adentrarme en la lectura de la vida de Ariadna. Agarraos, que vienen curvas. Y de las sangrientas.

Ariadna es una adolescente que tiene dos peculiaridades: Un ojo totalmente negro y un vacío en su pasado que desconoce totalmente. Eso no le impide vivir una vida plena y feliz con su extraña y cariñosa familia y su novio Marc. Pero su vida da un vuelco cuando aparece Evan, su novio en su vida pasada, que provoca que su mente empiece a recordar. Ariadna no está preparada para lo que descubrirá sobre su pasado y sobre ella misma.

La canción secreta del mundo es similar a el dulce que le da un extraño a un niño. En apariencia, parece una novela juvenil fantástica, pero detrás de ese velo de inocencia, hay una historia oscura, turbia y llena de sangre. Cotrina es muy consciente de esto y usa los clichés que estamos acostumbrados a leer en el género para revolverlos a su favor. El triángulo amoroso, el pasado escondido, la protagonista especial... todo ello tiene su contraparte, su giro de trama brutal, que deja las espectativas del lector temblando.

Además, es una novela muy inmersiva. La ambientación que usa el autor no es exclusiva de esta novela (es la misma que Las fuentes perdidas), sin embargo explota otros caminos y otras zonas de esta ambientación que no habíamos podido leer en la novela adulta. Así, hay elementos que vuelven a aparecer (como las Casas iguales, los lectores o Cicero) y otros elementos que amplian y le dan profundidad y variedad a la ambientación. De hecho, no solo ambas novelas se pueden leer independientemente (pese a algún cameo de algún personaje) sino que el tono que tiene La canción secreta del mundo es mucho más oscuro y duro que el de su predecesora.

Este es un libro asfixiante. Desgarrador, visceral, violento. Cotrina no se corta a la hora de torturar, matar y desangrar a sus personajes y a los lectores que, esperanzados (al menos al principio de la novela) esperan otro devenir totalmente diferente. No solo eso, sino que se dedica a explorar la oscuridad del ser humano. Esto es intereresante, pues los personajes monstruosos que aparecen son también personajes "humanos". Y los humanos tienen a su vez un aspecto oscuro, horrible y monstruoso. ¿Dónde está la frontera entonces? 

Sin entrar en spoilers, uno de los puntos fuertes (y a la vez, uno de sus defectos) es lo redonda que es esta novela. Cotrina no quiere dejar ni un cabo suelto, así que cierra todas y cada una de las tramas y preguntas que ha abierto durante la historia. Esto deja una satisfacción extraña al lector (no es algo que suela pasar a un nivel tan detallista), pero a su vez provoca que el climax de la novela quede menos contundente al alargarse tanto el final. Algo que Cotrina soluciona en las últimas páginas, dejándonos con el corazón destrozado. 

Leed a Cotrina. Leedlo con La canción secreta del mundo, leedlo con Las fuentes perdidas o leedlo con cualquier otra novela, cuento o novela corta que haya escrito. Su magnifico estilo, lleno de metáforas e imágenes impactantes, su caracterización detallista (pero no pesada) de personajes y ambientación. El autor vasco es un referente en la literatura fantástica de nuestro país por obras de la calidad de La canción secreta del mundo. Y sinceramente, después de leerla, no me extraña.

Otras reseñas:
Más que veneno
Generación reader
Tres marcianos y medio

2 comentarios :

  1. Pues apuntado queda, porque ya le tenía ganas antes de leer tu reseña y ahora ya me has creado una necesidad. Aún no he leído nada de Cotrina y creo que va siendo hora, me apetece muchísimo.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Ultimamanete solo leo cosas buenas de este libro, tendre que buscarlo porque has picado mi curiosidad, siempre es interesante descubrir un autor nuevo.

    ResponderEliminar