Las fuentes perdidas de José Antonio Cotrina

jueves, 12 de octubre de 2017


Empecé con Cotrina con muy mal pie. Vosotros mismos pudistéis leer mis impresiones sobre Las puertas del infinito, un libro que me había gustado poco o menos. Sin embargo, sí podía ver que había una buena narrativa y una buena intención detrás de esa novela. Eso, sumado a las recomendaciones insistentes de algunas personas sobre Las fuentes perdidas logró convencerme para adentrarme en el mundo de Delano Gris. Y no lo hice en un momento mejor que durante un road trip en Islandia.

El mundo no es todo lo que vemos. Hay mundos, realidades escondidas que se pueden vislumbrar si sabes leer entre líneas. Delano Gris es considerado un canalla y un mercenario a sueldo y por esas características es contratado para buscar las fuentes perdidas, uno de los grandes misterios del mundo que nunca nadie antes ha podido resolver. Dice la leyenda que cada una de las fuentes fue creada por un deseo humano, ya fuera este positivo o negativo, y que si bebes de ellas, el deseo te será concedido.

Las fuentes perdidas se vende como un libro clásico de aventuras y eso es lo que ofrece exactamente. Delano Gris es el guía de un grupo de aventureros, a cada cual más raro, y con los que el mismo lector podrá ir desgranando los secretos que aguardan tras el viaje. Pero aunque la premisa de la que parte es muy clásica, Cotrina consigue darle un toque original con dos factores: por un lado, el carácter y trasfondo de Delano Gris, un personaje muy interesante. Por otro lado, la magnífica ambientación de fantasía oscura que Cotrina deja entrever entre las páginas de esta novela.

Quiero ahondar en la ambientación porque es uno de los puntos fuertes de la novela. Cotrina no desaprovecha ninguna oportunidad en el viaje de los protagonistas para mostrar facetas de ese mundo que ha creado, sin apartar por ello la trama de su camino. Lo hace de forma que el lector sigue descubriendo detalles nuevos de esta realidad inventada aún cuando está a punto de acabar el libro.

La novela narra un road trip por los rincones más oscuros del mundo que se puede ver entre líneas y, como buen road trip, lo que realmente importa es el viaje. A lo largo de las páginas, vamos descubriendo con Delano no solo detalles sobre todo lo que le rodea, sino que vamos adentrándonos en su psique. Y quiero volver a ahondar en esto, pues como he dicho más arriba, el personaje de Delano es otra de las grandes cualidades del libro. Es un personaje con un pasado torturado y una personalidad llena de capas. Me ha fascinado como Cotrina construye al personaje a partir de sus recuerdos y nos deja entrever estos cada vez con más intensidad. Y aunque es un personaje oscuro, lleno de sombras, está también lleno de luz y esa dualidad lo hace muy interesante. El resto del elenco es similar, pero es con Delano con quien Cotrina se esfuerza más y con quien los lectores más profundizan.

Es también una novela muy onírica, no solo por los constantes sueños que Delano va teniendo o por la importancia de estos en la trama. El mundo construido por Cotrina camina entre la frontera del sueño y la realidad, de la oscuridad de las pesadillas y la luz de los mejores sueños. Esto se ve incrementado gracias a la maravillosa y evocadora prosa de Cotrina, que logra convertir el clásico tropo de aventuras en una historia oscura, penetrante y poética.

Es una buena noticia que Alianza haya decidido apostar por Cotrina y reeditar este libro. Primero, porque si no fuera así, yo seguramente no lo habría leído. Segundo, porque es una historia de fantasía oscura que todo amante del género debería conocer. Y tercero, porque un libro como Las fuentes perdidas merece un edición tan bonita y cuidada como la que le ha dedicado Alianza. Además de revisar la novela, han incluido un relato ambientado en este mismo mundo, Entre líneas, que es la guinda del pastel. En conclusión, un libro que nadie debería dejar de leer.

Muchas gracias a Alianza por el ejemplar.


Otras reseñas del libro:


2 comentarios :

  1. ¡Hola!

    Antes de nada, que envidia me das haciendo un road trip por Islandia, tiene que ser precioso *_*
    Segundo, no he leído nada de este autor pero ahora me dejas con la curiosidad, sobre todo por ese tono oscuro de fantasía.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  2. Hola!! Yo también he leído la novela hace poco y me ha gustado bastante. Es cierto lo que dices que es una novela muy onírica. Un adjetivo buenísimo para describirla.
    Suscribo todo lo que dices en la reseña :)
    Un saludo! ^^

    ResponderEliminar